Google+

miércoles, 22 de junio de 2011

Ese delicioso aroma que tantos recuerdos nos trae: El sol en Cáncer , 2011



Si estás perdido puedes buscar y me encontrarás
Una y otra vez
Si te caes te agarraré, estaré esperando
Una y otra vez”

Time after Time
Cyndi Lauper (una canceriana)

Ese delicioso aroma no es más que la entrada del sol en el signo de Cáncer, es el incomparable aroma a Casa, es el aroma de la colonia de papá y el dulce perfume de mamá, son las galletitas de la abuela, es el dulce sabor de aquel primer beso. Sí, así es el Sol en Cáncer muchas veces es como encontrarnos ese viejo álbum familiar, en el que cada fotografía activa en lo más profundo de nuestro ser, emociones que pensábamos había quedado rezagadas, olvidadas en el pasado.
Ese primer beso, siempre lo llevas contigo.


El Sol ingresará en este mundo de recuerdos, de sentimientos, de reencuentros con todas esas emociones que te hacen sentir parte de una familia este martes 21 de junio y permanecerá transitando por este 
signo hasta el día 22 de julio.




¡Ten cuidado con Artemisa, la diosa cazadora!



Cáncer es un signo emocional, pertenece a la triada del elemento agua, y de hecho, es el primero de ellos, por lo que en Cáncer representa al elemento agua, en su estado primigenio. Al agua, se le relaciona también con el amor, y sin tratar de entrar en cuestionamientos freudianos, todos sabemos que ese primer gran amor, lo encontramos en nuestros padres, con mayor notoriedad en nuestra madre.  Además también para reforzar este concepto, debes recordar que la Luna es la regente de este signo.
 
La Luna, la enigmática Luna, se le ha involucrado con muchas diosas, quizás las más conocidas sean  Artemisa y Diana.  Diana la versión romana de Artemisa, la diosa encargada de llevar el carruaje lunar, hermana gemela de Apolo, el dios solar por excelencia. Este par de gemelos eran cazadores innatos, de hecho, Artemisa, es la diosa de la 
cacería.


Artemisa  fue siempre una de las deidades griegas más venerada, lo cual es notorio en todas esas funciones que sus adoradores le encomendaban, pues además de la Caza, ella era la diosa de los animales salvajes, los terrenos vírgenes, los nacimientos, se le vinculaba con la salud de las mujeres jóvenes y con la virginidad. Su imagen más representativa es la de una joven cazadora armada con un arcos y sus flechas. Artemisa es una diosa de mucho temple, las referencias mitológicas hacen alarde de que no había mejor cazadora que ella, incluso sin ningún temor encontramos cómo mata Adonis por jactarse de ser mejor cazador que la propia diosa.

Todos conocemos ese sentido maternal y protector del signo de Cáncer, pero nos olvidamos del temple de cazadora, heredado de Artemisa.  No obstante, al tener en cuenta esto vemos que además de que el Sol en Cáncer nos  ayuda a estar en contacto con nuestras emociones, con nuestros sentimientos, nuestra intuición, nos ayuda a valorar nuestra vida privada. También nos invita a seguir adelante a luchar, a ir por esa presa, a conquistar nuestras metas. 

Los desafíos de este Sol de Verano




Con el Sol en Cáncer se ha iniciado el Verano, la estación en donde tenemos que absorber la energía de nuestro astro rey, es para muchos  la temporada de vacaciones, es el momento para compartir y salir de viaje con nuestros hijos, o porqué no ir de visita a casa de  nuestros padres. Este tránsito siempre es el ideal para reconectar con  los miembros de nuestra familia, especialmente, aquellos de los cuales por alguna razón hemos perdido contacto, pero que siguen siendo 
importantes en nuestras vidas.




Es hora de reconectar con el pasado, ya sea a través del viejo álbum familiar, leyendo unas páginas de nuestro diario, llamando a nuestros amigos de antaño, o simplemente recordando esos bellos momentos que siempre atesoramos en nuestro corazón.  Mientras el Sol brille en Cáncer su misión será hacernos recordar 
quiénes somos y de dónde venimos.


Durante la estadía del Sol por este signo cardinal se encontrará formando diversos aspectos con los planetas ubicados en los restantes tres signos cardinales. Nos encontraremos con un Sol en cuadratura con  Urano en Aries, con Saturno en Libra, y en oposición con Plutón en Capricornio. Nos encontraremos así, ante configuraciones desafiantes, T-cuadradas y Cruces Cósmicas, todas en signos cardinales, lo que nos recuerda que el verdadero desafío es encontrar nuestra identidad, por eso en esta recta final Cardinal, el Sol en Cáncer nos recordará que debemos mirar hacia nuestro pasado, y que ahí en nuestra familia siempre encontraremos nuestra identidad además de personas  que realmente nos aman y siempre estarán dispuestos a apoyarnos una y otra vez.