Google+

miércoles, 6 de julio de 2011

¡Ya no basta con serlo, hay que aparentarlo también! : Mercurio en Leo, 2011





“En el pasado todo lo que tenía que hacer un Rey
 era verse respetable en su uniforme y no caerse del caballo”

Tomado de la película: El Discurso del Rey


Mercurio ha ingresado a Leo, ¿No Sabes ronronear? Pues entonces es hora de que practiques. Ya lo decía Lenny Rubbinstein, “Aunque acabes de romper un jarrón de la Dinastía Ming, ronronea. Normalmente te lo perdonarán”. El poder del lenguaje, en este caso el poder de Mercurio, será felino, así sea que rujas o ronroneas, debes ser exigente. Con Mercurio en Leo, todos querremos llamar la atención. Y para hacerlo usaremos todos los recursos leoninos, así que ni te extrañes si toda charla por más coloquial que sea toma matices pintorescos, dramáticos, e incluso teatrales. Con Mercurio en Leo, el histrionismo estará a la orden del día.

Mercurio ha iniciado su paseo por el mundo leonino desde este 2 de julio y estará hasta el 28, pero como este signo necesita más atención que los demás. Mercurio estará de regreso, por efecto de su paso retrógrado, pero de eso hablaremos en otro momento, pues Mercurio iniciará su retrogradación en el signo de Virgo, el día 2 de agosto y regresará a Leo, el 8 de agosto.  De manera tal que hasta el 26 de agosto abandonará definitivamente  por este año al signo del Felino. ¿Sacaste la cuenta? Sí, alrededor de 8 semanas de rugidos y ronroneos.

La autopropaganda:

Leo, el magnánimo signo regido por el mismo Sol, es o al menos, así lo considera el mismo, el centro de todo, como el propio astro rey lo es de nuestro signo planetario. Mercurio rige todo lo relacionado con nuestra mente, las comunicaciones, el comercio, los viajes cortos, entre otras funciones. De este tan resumido párrafo, podemos concluir que mientras Mercurio se encuentre en Leo, queremos hablar de ese tema tan importante e interesante de nuestras vidas. ¡Queremos hablar de nosotros mismos! ¡Queremos hacer negocios en donde como los gatos, los únicos beneficiados seamos nosotros! Lo cual me recuerda otra frase gatuna: “ La casa es del gato, nosotros solo pagamos la hipoteca”

Mercurio en Leo, puede ser tu mejor relacionista público, pues aunque Leo, es un signo es un signo con una fuerte dosis de ego, también dominas las artes de la política y la diplomacia (al menos en público) por ser un signo perteneciente a los signos fijos, sabe muy bien lo que quiere, y sabe luchar hasta conseguirlo, o aún mejor, sabe cómo hacer que los demás le consigan lo que desea.  Con Mercurio en Leo, encontraremos el valor para pensar sin limitaciones, hablar con determinación y ser creativos, el brillo solar de Leo, llegará a nuestras comunicaciones. Tendremos por unas semanas el poder de persuasión de los felinos.


Pule tu brillo, pero evita quemar con tu fulgor:

Mercurio en Leo puede ser noble, magnánimo y excepcional, como lo es un buen rey, pero también tiene su lado oscuro, el cual por cierto, es uno de los más temidos, el del Tirano, el dominio de las conversaciones, la agresividad, no escuchar lo que los demás desean expresar, es el riesgo de este tránsito.

Mientras el veloz Mercurio se encuentra en Leo, debemos entregarnos a la nobleza, a la magnanimidad de nuestros corazones, no al despotismo. Debemos brillar y dar calor con nuestras palabras, debemos aconsejar y no juzgar, debemos darnos cuenta en todo momento, que aunque somos especiales, en realidad, también el resto tendrá siempre algo que le hace brillar.

¿Siempre has querido que se te respete? ¿Qué se te aprecie, qué se te ame? Para que esto suceda tendrás que primero respetar a los demás, en la humildad, en la capacidad  de reconocer  “la chispa” en los otros, es que  les enseñarás a ellos a que aprecien la tuya.


Juguemos a ser:

Cuando Mercurio transito por el signo del León, hemos llegado a ese momento del año, en el que tienes ante ti, una gran oportunidad: La oportunidad para demostrar que tienes cualidades para ser el líder, que puedes ser arriesgado, ser un artista y el mejor de los amantes.  Leo, es un signo lleno de amor, lleno de creación, y como todo artista, Leo, sabe que el truco, está en creer, en aparentar, y en seguir jugando a que somos eso que queremos ser. El signo de Leo, encuentra un gran aliado en Mercurio, porque como lo he dicho en varias ocasiones, este pequeño planeta tiene la magia para cambiar nuestro entorno, podrá parecerte engañoso, y quizás lo sea, pero lo interesante con Mercurio, es que es como el Sol creador, un artista, en la mitología, la Lira que tanto amaba Apolo, fue creada por Hermes. Así que Mercurio te da los instrumentos y Leo (signo regido por Apolo: Sol) te dará la inspiración para que todo lo que creas con ellos sea música para el corazón y para el alma.








.