Google+

viernes, 5 de agosto de 2011

Agua, Fuego, Escudos y telarañas: Fin de semana 5 al 7 de agosto 2011




Estamos otra vez, a punto de descansar del “corre-corre” del "entre semana", claro, ese ir y venir ha sido un poco más caótico, pues ya Mercurio se encuentra retrógrado, precisamente en un signo ligado precisamente con eso, con el ir y venir de nuestro día a día, Virgo. Mercurio se encontrará viajando en retroceso por el signo de la virgen hasta el lunes 8 de agosto, cuando regresará a Leo, y se encontrará en oposición exacta con Neptuno en Acuario. El efecto de esa oposición tan exacta la estaremos viviendo durante este semana, por lo que de antemano, te aconsejo, que revises todo antes de salir de tu casa, que seas muy precavido al manejar, y que si tomas no conduzcas, esto

 teniendo en cuenta, que Neptuno en Acuario y rx tiende a pasarse de traguitos, especialmente, si se trata de una salidita con los amigos.

Pero, Mercurio es sólo uno de los integrantes del gestalt planetario, el resto también  tendrán un poco de protagonismo, a continuación para que te prepares y disfrutes al máximo te daré los detalles.


Viernes 5 de agosto: Agua


 La Luna ha ingresado en Escorpio,  un signo de agua y estará en trino con Marte en Cáncer y con Quirón rx en Piscis, y forma un Gran Trino de Agua. Venus en Leo, en cuadratura con Júpiter en Tauro. Neptuno se encuentra rx en Acuario. El Sol en Leo, en sextil con Saturno en Libra.

Un día que de ordinario, no tiene nada, la luna en un signo de Agua, formará un Gran trino de Agua,  por lo que tendremos ya dos (el otro lo arma Mercurio en Virgo, y es de tierra)formando entre ellos una estrella de seis puntas. Y como si esto fuese poco, Venus en Leo estará en perfecta cuadratura con Júpiter.  Este será un día de excesos, en donde nos sentiremos preparados, para lo que sea, tradicionalmente, cuando se presenta una configuración tan benévola como esta estrella o hexagrama. Nos sentimos protegidos por la divinidad, el hecho de que la diosa del Amor, y el dinero se oponga a Júpiter, refuerza la idea, pues Júpiter en Tauro, no es tan expansivo, como debería de ser, recuerda, el torito, nunca dará un paso si no está del todo seguro que pisa tierra firme, y la naturaleza de Júpiter, es más del “luego veremos” con Venus en cuadratura, la energía Jupiteriana volverá a su curso, por un par de días, y tendremos esa fuerte deseo de arriesgarnos, de probar suerte.

Este hexagrama se ubica en los elementos de Agua-Tierra, y nos dará muy buenas oportunidades, para satisfacer nuestras necesidades primarias,  el alimento, el techo, las cuentas, el sentirse protegido, el sentirse amado, entre otras. Este sábado, si logras lidiar con Mercurio Rx, puede ser un buen día para dedicarte a amarrar esos cabos sueltos que han quedado por ahí, además también tendrás la madurez para hacerlo por cortesia de Saturno en Libra.

Sábado 6 de agosto: Escudo

Muy temprano, la luna se encontrará en oposición con Júpiter, en cuadratura con Venus y el Sol en Leo.


Pareciera que Júpiter en Tauro, no se ha comportado como queríamos, quizás su taciturnez, viene agotando a todos, sin embargo, luego de la cuadratura con Venus, nos encontramos con que este sábado la Luna en Escorpio, una luna kamikase, siempre dispuesta a morir, antes de “no intentarlo” quiere recordarle a Júpiter que es hora de vivir, de arriesgarse, de sentir, y de sentir con las entrañas. Además, como te digo, la luna escorpiona quiere que “ actúes” y encuentres cual es la raíz de tus problemas, de ahí, que se rebele contra tu zona de comfort (cuadraturas con Venus y el Sol en Leo) “deje de aparentar lo que no eres” será su mensaje. Tauro, Leo, Escorpio, son signos fijos, que se resisten al cambio, sin embargo, La energía de estas cuadraturas, será muy alta, por lo que es mejor saber escudarse, saber adaptarse.

Domingo 7 de agosto: Fuego

La Luna ha ingresado en el signo de Sagitario, pero antes de hacerlo se encontrará en cuadratura con Neptuno rx en Acuario ya en el signo del arquero se encuentra en cuadratura con Mercurio rx en Virgo, quincuncio con Marte en Cáncer, en trino con Urano rx en Aries.


Ahora nos encontramos con un nuevo Gran Trino y volvemos a tener dos en el firmamento, pero ellos no interactuan, así que no nos encontraremos con ningún hexagrama. Este nueva configuración será en el elemento Fuego, será la punta triangular de la flecha lanzada por la luna sagitariana, la flecha que todo lo ilumina, el fuego,que nunca se apaga, es el fuego de nuestro interior. El fuego, es nuestra intuición, esa voz que nos guía y nos dice cual es el mejor camino. Tendremos algunas cuadraturas, pero dos grandes trinos, tienen demasiado peso, así, que este domingo, disfruta, del fuego que emana de tu familia, del fuego del hogar, del amor y de la amistad.

Si leíste el título para este fin de semana, entonces, estarás preguntándote que tiene que ver todo esto con una araña, el fuego, el agua, y un escudo. Es simple, cuando se habla de estrellas de seis puntas, o hexagramas, siempre habrá uno que otro, que se asustará y relacionará, este simbolo, con poderes ocultos, o “magia negra” por eso, para que no te equivoques, o al menos, para que te quede claro, que esa jamás será mi intención, te contaré una historia, una leyenda, acerca de la estrella o escudo de David (otra forma de ver a este hexagrama)

El Maguen David, significa: “El escudo de David” nació de una araña, pues fue ella la que le salvó la vida a David, cuando era perseguida por el rey Shaul. David, en su desesperación entró en una cueva para ocultarse, los soldados del rey lo perseguían, pero nunca pensaron en revisar la cueva en donde el futuro rey se encontraba, pues en su entrada había una gigantesca telaraña con forma de estrella de seis puntas.  Lo cual desde un punto de vista muy racional, jamás podía haber sido tejida en minutos. Sin embargo, efectivamente, así había ocurrido. Pues, luego de que David se había ocultado, una simple araña, se acercó y tejió en la entrada una telaraña con la forma de dos triángulos superpuestos, uno de ellos invertido.


Simbólicamente hablando, El triángulo con vértice hacia arriba es signo del fuego, de lo que asciende, del humo del sacrificio que el hombre ofrece a Dios. El otro triángulo, con forma de copa, representa el agua vivificadora que Dios envía al hombre en la lluvia. Unidos simbolizan la religión, cualquiera que tú profeses, sin embargo, la lluvia y la religión, me recuerda también que Neptuno (Agua) se encuentra de nuevo en Acuario (Lluvia)por lo que quizás el mensaje final de estos próximos días no sea más que recordarnos la importancia de la unificación, de que sí todos unimos y creemos juntos en el verdadero Amor, adelantaremos la tan esperada era de Acuario.