Google+

domingo, 14 de agosto de 2011

Compatibilidad Leo con los otros signos de Fuego



El elemento fuego, dota a sus nativos de un gran entusiasmo y un amor por la vida que ningún otro elemento del zodíaco posee, por esa razón no es nada raro que cuando Leo se encuentra con Aries, Sagitario o con otra persona de Leo, el Amor se dé como si se tratase de un doble flechazo de Cupido. El amor para el elemento fuego es una mezcla de sentimientos muy fuertes, la pasión, el deseo, la aventura y el sexo, forman parte de todo ese conjunto que luego nominaran Amor. La autoconfianza que irradia los otros signos de Fuego es sumamente atrayente para Leo, aunque puede ser tan sólo una proyección de sus propios deseos. Algunos consideran que las relaciones entre personas de este elemento tienden a durar poco, pero es importante recalcar que Leo es un signo fijo, lo cual nos indica estabilidad, así que si se trata de luchar este signo hará todo lo posible, eso sí, si en algún momento siente que han lastimado su EGO es posible 
que no haya vuelta atrás.



Leo y Aries: Exhibicionismo innato.



La vida de esta pareja parece ser muy teatral, cada situación que se presenta ya sea buena o mala estará destinada a formar parte de la primera plana del periódico local y si crees que esto les molestará, temo decirte que te equivocas, este par adora llamar la atención. Su vida es fantástica, llena de aventura y color. Quizás el único inconveniente sea costearse ese tipo de estilo de vida. En cuanto a la atracción sexual, simplemente es animal, primaria e incontrolable. La lucha por el dominio es muy fuerte en ambos signos y esto aumenta el caudal sexual, como padres formarán una familia muy pintoresca pues ambos tienden a comportarse como niños, así que más que hijos tendrán hermanitos o amigos con quien compartir sus aventuras.



Leo y Leo: Simplemente... Una pareja Real




El rey y la reina del zodiaco se encuentran y por supuesto se identifican el uno con el otro, la lucha por el poder no es tan fuerte, con excepción de las parejas del mismo sexo. Sin embargo, aún éstas reconocen el potencial que tienen al trabajar en conjunto. Leo-Leo es un binomio que puede asustar a más de uno y uno de los problemas más grandes es la manifestación negativa de las características de este signo, como lo es el despotismo y el archifamoso delirio de grandeza. Si la vida Aries-Leo resulta cara la Leo-Leo puede resultar inimaginable para el resto de los mortales. El sexo es puro disfrute las inhibiciones no existen, los juegos preliminares así como también uno que otro fetiche puede aflorar con mucha facilidad. El romanticismo y el disfrute desmesurado por la vida será siempre lo que marca la pauta para este pareja. Recuerda Leo- Leo sabe que la vida es rosa y si no terminará pintándola de ese color.


Leo y Sagitario: ¡Una buena ración de eso!



El Centauro es muy atractivo, su lado animal es provocador y cada vez que una persona de este signo aparece en la vida de Leo, no pasará inadvertido para el signo del león. El entusiasmo y creatividad que le confiere Júpiter a Sagitario resulta muy sugestivo para Leo, sin embargo, de los tres signos de Fuego, Sagitario por ser el Mutable, tiende a ser el más escurridizo. La aventura, el flirteo y el sexo casual será el platillo principal de esta relación. Pero Leo, tiende a cansarse de tratar de dominar a su pareja Sagitario, la vida inestable y siempre en movimiento no es del todo bien vista para Leo, aunque como amantes esporádicos esta pareja puede funcionar. Sagitario puede simplemente puede convertirse en “el otro” o “ la otra” de este signo felino. Sagitario es un signo muy avanzado en muchos aspectos y eso de estar encadenado a otra persona simplemente no es lo suyo, así que no le molestará aparecer de vez en cuando en la vida de Leo por una buena ración de eso que ya sabes qué es.