Google+

miércoles, 10 de agosto de 2011

Cuando el soldado vuelve a casa: Marte en Cáncer, 2011




Marte, el planeta rojo, el dios de la Guerra romano desde el miércoles 3 de agosto transita por el signo cardinal de Cáncer y llega así al último signo del zodíaco sin visitar el año pasado. La naturaleza marciana es la del fuego, por algo su color, y por algo también rige al signo de Aries. En un signo de agua, como Cáncer, Marte simplemente se encuentra un tanto desenfocado, e incluso si usamos terminología muy astrológica diríamos que se encuentra en  el signo de su caída.
No me siento débil, me siento fuera de foco:
Marte ha llegado a Cáncer, el signo opuesto a Capricornio. En Capricornio, el planeta rojo se encuentra exaltado, y es muy lógico, pues la guerra que el mismo representa se une con la frialdad de la estrategia capricorniana, su poder se aumenta, pues Capricornio no es un signo dubitativo, y cuando ha decidido lograr sus cometidos, lo logra sin importar cómo. Cuando un planeta encuentra este poder en un signo decimos que se encuentra en exaltación, y cuando ocurre lo contrario en caída, lo cual por cierto, sucede en el signo opuesto a la exaltación, de manera tal que en Cáncer, Marte se encuentra en el signo de su caída.


Entender porqué Marte se encuentra en esta posición en Cáncer es fácil, especialmente si logras visualizar a Marte como un soldado fiero, que se alimenta de la lucha, especialmente de la lucha cuerpo a cuerpo, Marte necesita adrenalina, no es un pusilánime, necesita pelear, es agresivo y tiende a imponer siempre su punto de vista. Mientras que Cáncer es un signo cambiante como la Luna (de hecho es regido por ella) es introspectivo, tiende a perderse en el mundo de sus recuerdos, y tiene un instinto maternal muy arraigado que le hace imposible algunas veces lastimar a los demás. Por supuesto, que para Marte, estas características se oponen rotundamente a su naturaleza impulsiva, luchadora e incluso sanguinaria.
Sin embargo, he notado que no se trata de una posición en la que se encuentra debilitado, Cáncer es un signo en el que nuestro guardaespaldas, porque eso es este planeta en nuestros temas natales, es la energía que nos defiende ante la adversidad, Cáncer es un signo en donde Marte se desenfoca, se cansa con facilidad y pierde el control en un santiamén. 
Luchando contra el trauma post guerra:
Marte, como te he venido diciendo repetidamente ha ingresado a Cáncer y se encontrará  transitando por él hasta el 18 de septiembre. Marte ha ingresado en el signo de su caída, y tardará unos cuantos días para enfocar su energía. Cáncer es un signo que involucramos con nuestra infancia, con la memoria familiar, con el álbum de fotos, con nuestros padres, y la educación que recibimos de ellos. La llegada de Marte a Cáncer es como la del soldado que llega a casa luego de sobrevivir a la guerra, su mundo es muy diferente, los asuntos domésticos, no los logra entender y como si fuera esto poco, tiende a tener pesadillas por la noche. Este soldado, al igual que Marte necesita tiempo, pero en su desesperación querrá solucionarlo todo de un día para otro.  El sentimiento que generará darse cuenta que no es una tarea fácil recuperar el amor de su esposa, el de sus hijos, reintegrarse a la sociedad, puede causar gran irritabilidad, y en los primeros días es común que se presenten luchas, o al menos se lancen entre todos improperios y se culpen los unos a los otros por la precaria situación en la que han vivido debido a la ausencia de esa figura masculina. 
Así, es precisamente el comportamiento inicial de Marte en Cáncer, irritabilidad, enojo, ira, se necesita hacer tanto, en este signo y en la casa que se ubica dentro de nuestras cartas astrales, que Marte dirigirá su propia furia contra todo lo que implique esa casa en sí, luego cuando se haya asentado su energía, se  dará cuenta, que una vez más se encuentra en Guerra, y este es su medio ambiente favorito, buscará entonces a los responsables del deterioro de su familia, de sus relaciones, de su trabajo, etc. Lo cual astrológicamente lo podemos observar en la interacción con los demás signos cardinales y los planetas que por estos transiten, Marte activará una vez la Cruz Cósmica Cardinal: Saturno en Libra, Plutón rx en Capricornio , Urano rx en Aries y al mismo Marte, uno a uno este soldado se irá enfrentando con ellos, y con cada cuadratura y oposición que forme irá mejorando su condición de guardaespaldas. Porque después de todo, Marte incluso en Cáncer, sigue siendo un guerrero innato.
Un padre ejemplar después de todo:
Ares, el equivalente griego al dios romano Marte, fue amante de Afrodita (Venus) y con ella tuvo dos descendientes, Deimos (terror) y Fobos (temor), ambos muy parecidos a su progenitor. En otras historias, esta pareja tuvo también una hija, que se parecía mucho a su madre, a la cual nombraron Harmonía, y se convirtió en la diosa de la Concordia.
Ares amaba a tanto a Deimos y Phobos, que en muchas de sus aventuras siempre los acompañó, quizás Ares nunca pudo ser el marido perfecto, porque Afrodita era una mujer de “otro” quizás Ares, nunca tuvo la oportunidad de tener más que una familia disfuncional, pero siempre quiso compartir lo que tanto amaba con su progenie, y eso era la batalla.

Si consideramos esto, nos daremos cuenta que el tránsito de Marte por el signo del cangrejo, nos ofrece una gran oportunidad para acercarnos a nuestra familia, y enseñar a  nuestros hijos a luchar por sus sueños, sus convicciones. Ares lo hacía a través del ejemplo, por lo que no es mala idea que durante este mes y medio de Marte en Cáncer, recuperas el control de tu familia, y le inculques los verdaderos valores a tus hijos, los valores que hace algún tiempo atrás tus propias padres te enseñaron.