Google+

sábado, 13 de agosto de 2011

¿Es un ave? ¿Es un avión? ¡No! ¡Es un hombre Leo en plena acción!


El Hombre Leo, es muy seguro de sí mismo y no es de extrañarse cuando sabemos de antemano que el astro rey: El Sol es su regente. Su elemento fuego, le da una candidez, un brillo y un atractivo fantástico. El hombre Leo es el animal social por excelencia, vive y en algunos casos se desvive por la atención de su público. Este caballero solar es muy galante, tierno y protector, aunque algunas veces también es muy orgulloso, egocéntrico y teatral. Pero, acaso, ¿no forma esto también parte de su encanto leonino?


Este hombre de fuego sabe que es especial, único e insuperable. Su deseo más profundo y no tan secreto es brillar como lo hace el propio sol en el firmamento. Este deseo originalmente es sano, no pretende dañar a nadie, muy al contrario, este deseo conlleva proteger a los más necesitados, a los desvalidos. Por esta razón no es raro encontrarnos a estos ejemplares masculinos en esferas de mucho poder: presidentes, primeros ministros, reyes e incluso emperadores del signo solar abundan en las páginas de nuestra historia. Pero, esto lógicamente era de esperarse de un hombre cuyo signo zodiacal está representado por el León, el rey de la selva. Claro, el egocentrismo de este signo puede transformarse en despotismo y tiranía. El hombre Leo es político, diplomático y conoce muy bien con quien debe relacionarse. En este grupo de Leones podemos encasillar a Alejandro Magno, Napoleón I, Benito Mussolini, Bill Clinton, Barack Obama.

El Sol es la fuente de vida original, es arte y creatividad, Por supuesto el Sol le otorga a sus hijos cualidades artísticas muy marcadas y también, claro está los hace sobresalir en estas áreas. Encontramos muchos ejemplos de hombres Leo en las artes plásticas, las dramáticas, escritores y por supuesto en la música. Entre ellos mencionaré: Andy Warhol, la esencia del arte pop, Antonio Bandera, un Leo muy español que conquistó Hollywood, Robert De Niro, Sean PennPhylip Seymour Hoffman, Señores actores, en música: Juanes, Robert Plant y Mick Jagger.



El Hombre de Leo, es el arquetipo del héroe solar. Incluso el término arquetipo se lo debemos al Dr. Carl Gustav Jung, padre del psicoanálisis y Leo ejemplar. El optimismo de este signo se basa en la confianza absoluta de todas sus capacidades y es consciente de que cualquier sueño se puede convertir en realidad. Este signo es inspirador y por eso encontramos escritores, directores y actores nativos de Leo que siempre nos guían por el mundo de la fantasía, por el camino del Héroe, James Cameron, el director de Terminator, Titanic y de Avatar, es un claro ejemplo, al igual que Sam Worthington que ha sido el héroe en la última de Terminator, Perseo en Furia de Titanes y Jake Sully en Avatar.

 

El Mundo de la moda, parece ser un ambiente en donde el hombre de este signo puede demostrar todo su talento, tiene el glamour aristocrático que enloquece tanto a estos hijos del Sol. Louis Vuitton, Yves Saint Laurent, casualmente dos etiquetas muy marcadas por el monograma (LV y YSL). El monograma en sí, es un símbolo totalmente Leo, pues no hay nada más personal que tus propias iniciales.

 

El hombre Leo, es amante del sexo y tiende incluso a la poligamía, en ese sentido este macho asume características del animal que lo simboliza. Pues dicen del León que puede tener sexo más 15 veces al día. El macho León es el macho alfa por excelencia y el hombre Leo, dice los sexastrólogos que no se queda atrás. Posiblemente, este último dato te ha llamado poderosamente la atención y si aún no tienes un Leo en casa, particularmente en tu cama.... Tan sólo sal de cacería, atrapar un ejemplar de este signo es fácil tan sólo tienes que adularlo todo el tiempo.