Google+

lunes, 12 de septiembre de 2011

Consejos de una leyenda Hollywoodense: Luna llena en Piscis, 2011

“ No sé, porqué tanta gente vive en el pasado, en aquel entonces ser joven no era mejor que ahora. Tú deberías crear tus propios icónos y tu forma de vivir, porque la nostalgia no es glamorosa. Si tuviera que decir algo, sería: VIVE TU VIDA AHORA.”


 Marilyn Monroe, en una entrevista el 25 de febrero 1956 


 Este lunes 12 de septiembre, la Luna en el signo de Piscis se encontrará a una distancia de 180 grados del Sol en Virgo, este aspecto astrológico, lo conocemos como oposición, y la oposición de la Luna con el Sol, la llamamos comúnmente Luna Llena. Los plenilunios en astrología se les vincula con la culminación, lo que se inicio con la anterior luna nueva concluye en esta luna llena. Esta Luna llena tiene matices místicos y muy complejos, los matices de la naturaleza propia del signo de Piscis.


 Llámalo Sueño:


 Mencioné anteriormente que el eje en el que se dará este plenilunio es el de Piscis-Virgo, signos opuestos, pero complementarios. Tanto Piscis como Virgo, buscan lo mismo, eso sí, sus puntos de vista difieren un poco: La consecución del destino, Piscis lo llama "sueños", Virgo lo llama "objetivos existenciales o metas", Piscis para lograr su cometido utilizará siempre los sentimientos y la intuición. En cambio, Virgo, el pragmatismo y el intelecto. No obstante, cuando cualquiera de estos dos signos decide luchar por ese objetivo o sueño, esa delgada línea se desvanece. Por eso, no es raro encontrar personas obsesivas del signo de Virgo que parecen descuidadas y muy desordenadas, el mundo onírico y fantasioso de Piscis les ha inundado y de repente sólo viven en función de lo que para los demás parece un "sueño imposible". Por otra parte, un Piscis puede estar tan obsesionado con sus sueños, que inicia todo un proceso analítico, en donde prueba una y otra vez diferentes fórmulas que le ayuden a su meta final, se vuelve más práctico, más cauteloso, se encuentra entonces pisando la tierra de Virgo. 


 Una Cruz Cósmica muy diferente: 





 Para entender el mensaje de este plenilunio, es importante revisar además de la muy obvia oposición entre las luminarias (Sol y Luna) que otros aspectos planetarios importantes ocurrirán en el momento en que se presenta esta luna llena, y analizar con detenimiento aquellos en los que participan de forma activa el Sol y la Luna. En este caso, no encontramos que esta Luna llena viene acompañada de una Gran Cruz Cósmica, una configuración que hemos visto durante este año en varias ocasiones, sin embargo, el día de hoy, esta no se ubica en signos cardinales, sino en los cuatros signos mutables.




Desde un punto de vista simple, puedo decirte que una Cruz Cósmica, es una configuración cuya forma geométrica corresponde a un cuadrado y para que esta se manifieste necesitamos encontrarnos en cada esquina un planeta. Es entonces la interacción de los cuatros signos signos mutables, en un esquema de cuadraturas y oposiciones entre ellas. Con esta luna llena en Piscis nos encontramos con este “cuadrado” porque además de la oposición de la Luna en Piscis, con el Sol en Virgo, nos encontramos que ellos a su vez se encuentran en cuadratura con los nodos lunares, el Norte en Sagitario, el Sur en Piscis, los cuales si me has leído anteriormente, o ya conoces del tema, sabrás que se encuentra siempre uno opuesto al otro. 


 Volver los ojos al Alma: La Ley del Karma


Te lo advertí, desde un principio, esta luna Pisciana es muy mística y compleja. La textura de este plenilunio es puro Karma. Una Gran Cruz Cósmica que involucra a los dos luminarias y además a los nodos lunares, definitivamente tiene mucho por enseñarnos.

 La Luna y el Sol, son representantes inequívocos de nuestra propia personalidad, de nuestra humanidad, son en cierto modo “el aquí y el ahora” mientras que los nodos lunares van más allá, mucho más lejos. Donde el pasado se funde con el futuro, donde todos somos uno. Los signos mutables, son signos curiosos, cargados de muchas preguntas sin respuesta. Virgo, el analista, Sagitario, el que sabe que puede encontrar la respuesta si se deja llevar, Géminis, el ingenioso y Piscis, el que tiene la respuesta y a veces ni se entera. Sí, los signos mutables, son muy particulares y como es de esperarse en el fondo muy parecidos.

 

El punto en común es la adaptabilidad, una cualidad que hace más llevadero, eso que llamamos lecciones de vida o algunos “Karma”. Esta luna llena pisciana, viene entonces cargada de esa energía, de la adaptabilidad mutable. Las lunas llenas nos muestras el camino, nos da la luz en la oscuridad y ésta en Piscis, particularmente, nos viene a devolver a la senda correcta, pues cada vez que nos alejamos de ella, nos golpeamos contra sus muros, pero en Piscis, los muros son muy elásticos, y gracias a su elasticidad nos vemos de vuelta. Sí, con una luna llena en Piscis, pueden haber golpes, pueden que sean o no fuertes, el golpe será más fuerte conforme el alejamiento a nuestro Destino. Pero, recuerda, sin el dolor, jamás volveríamos los ojos hacia nuestra alma, a la razón del sufrimiento (no en vano, Quirón también se encuentra en Piscis) sin el dolor, nunca trataríamos de enmendar nuestras errores ni de redimir nuestros pecados, la absolución, como muchas saben, es un tema muy neptuniano y por ende pisciano. Sin embargo, cómo el Sol se encuentra en Virgo es importante el análisis consciente del porqué nos hemos alejado del “Camino” Aunque el ser humano es por naturaleza, un ser quejumbroso, esta combinación de signos mutables presentes en esta lunación, nos ayudará a vivir el Karma de una manera más activa que el simple cuestionamiento del ya muy cliché : ¿Por qué a mi? ¿Por qué otra vez? Con toda esta energía mutable, iremos tras las causas, ya lo sabes, los efectos no son más que una consecuencia, pero, ¿una consecuencia de qué?

Con este plenilunio, la búsqueda de respuestas está abierta, los plenilunios son culminación, ya lo mencioné, son entonces, respuestas. 



La vida es esa corriente marítima en la que Piscis, nada muy bien. Si aprovechamos esta luna llena nos veremos impulsados por los peces zodiacales, y aprenderemos como dijo Marilyn Monroe: “ ¡A vivir la vida ahora!”.


 Lo curioso, la entrevista que da inicia a esta nota fue dada por Marilyn Monroe, un día de luna llena, en un signo mutable, en Virgo (por lo tanto sol en Piscis) y con el nodo norte en Sagitario y el Sur en Géminis. El 25 de febrero de 1956. Sí, un día como hoy, con mucha energía mutable, así que ya sabes, sigue el consejo de esta leyenda hollywoodense, sigue el consejo, de este plenilunio pisciano y…¡vive tu vida ya!