Google+

viernes, 30 de diciembre de 2011

Esa primitiva necesidad de aventura: “¡Adiós 2011, Bienvenido 2012!”





Ha llegado ese momento, en el que tenemos que despedirnos del 2011 y darle la bienvenida al 2012, un año del que por cierto se viene hablando mucho, y desde hace un buen rato.  Este fin e inicio de año ocurrirá durante los días del fin de semana y la luna que le dará la bienvenida a este año bisiesto es una Luna Ariana. Aries el primer signo del zodíaco, un signo un tanto tosco y primitivo, pero un signo de impulso, de adrenalina, de actuar y de lucha.

 Así que sin más por menores, vayámonos entonces, al día a día de tan memorables fechas.

Sábado 31 de diciembre: Noche Vieja



La Luna ha abandonado ya el signo de los peces e inicia una vez más su recorrido por la rueda zodiacal. Aries será en el que la Luna se encontrará en el momento de la llegada del 2012. En su recorrido por Aries este sábado se encontrará en conjunción con Urano y en cuadratura con Plutón en Capricornio.

El contacto lunar con estos dos planetas colectivos, además de afianzar la idea de cambia de ciclo tan cargada en nuestro ambiente, durante este último día del año. También nos guía a empezar el año con la convicción de que todo cambio siempre será bueno, la luna se encuentra en el signo del “Yo soy” y quiere que estés totalmente seguro de quién eres, antes de empezar este 2012.

Urano es electricidad, es inquietante e impredecible y puede generar cierto nerviosismo en nuestro comportamiento, además claro de una pizca de rebeldía, que de vez en cuando no está nada mal. Por su parte, Plutón, enfatiza el deseo de vivir cada minuto como si fuera el último, y por supuesto, una cuadratura Luna-Plutón puede ser muy desconcertante, pues todo a nuestro alrededor toma matices mucho más dramáticos. El cambio que inicia con la conjunción Luna-Urano se convierte en un cambio interno cuando la Luna cuadra a Plutón. Este último día del año, será por lo tanto un día muy intenso, en donde tendrás que controlar tus emociones, mantener la calma y no actuar (dentro de lo posible) con demasiada impulsividad.

Domingo  1 de enero: Año Nuevo


En esta oportunidad, solo me dedicaré a describir y hacer una breve interpretación de los tránsitos más importantes para este primer día del año. Los detalles propios del 2012 y lo que podemos esperar los iré publicando durante las dos primeras semanas del mes de enero.

En cuanto a este domingo, el principal aspecto lunar será la cuadratura del Sol en Capricornio con la luna en Aries, o mejor dicho, nos encontramos en pleno cuarto creciente, aquel impulso que se generó durante la luna nueva de hace una semana, necesita ser puesto en práctica.  Es el momento idóneo para hacer cambios en nuestro estilo de vida, dejar uno que otro vicio y mejorar todo a nuestro alrededor. ¡Es un día para crecer, para comenzar, sembrar y expandir! Este 1 de enero,  a diferencias de otros años, la luna en Aries, te recomienda que pienses y establezcas cuales serán tus propósitos para este año venidero, la luna para tal efecto también se encontrará en sextil con Venus en Acuario y en trino con Mercurio en Sagitario.
Además de estos aspectos lunares, durante este primer día del año, Mercurio en Sagitario estará en cuadratura con Marte en Virgo. Así que mejor medita con detenimiento, que es lo que realmente esperas de este año, la luna quiere que avances, pero esta cuadratura te frena y te pregunta: ¿Si realmente tienes un plan para conseguir lo que quieres durante este nuevo año? Mercurio en Sagitario tiende a ser demasiado optimista, para él todo surge en el momento, mientras que Marte en Virgo, maneja un concepto muy diferente; un concepto en el cual lo importante es la organización y enfatizar en lo que merece ser prioridad.

Este es ese fin de semana, del brindis, de la fiesta, de las uvas, de las campanadas, de dejar los malos ratos atrás, de olvidarnos de todos esos difíciles tránsitos del 2011, es el momento de empezar a construir un nuevo capítulo , un capítulo lleno de aventuras, porque sé que esta luna ariana, con su deseo de arriesgarse, de ir hacia lo desconocido y con ese deseo exaltado de ser la número 1, nos da la bienvenida a un año que será sin duda alguna, uno de los mejores de nuestra vida.

 ¡Feliz 2012!