Google+

jueves, 19 de enero de 2012

El efecto afrodisiaco del mar: Venus en Piscis, 2012



No hay ninguna como ella: Venus, la diosa que desata pasiones, que vuelve locos a los hombres con su encanto, que causa envidia a todas las demás diosas.  Venus es también, el planeta astrológicamente hablando, con más devotos . ¡La Belleza, el Amor y el Dinero! ¿No es acaso por alguna de tres razones que siempre hemos buscado una ayuda inicial en las estrellas, en la astrología?

Tú y Yo en una isla…

Venus ha iniciado su tránsito por el último signo del zodiaco desde este sábado 14 de enero y finalizará el 8 de febrero.  Será ella, Venus en Piscis, quién además de acabar con la sequía emocional  le dará la bienvenida a Neptuno en Piscis  (este 4 de febrero) en los textos tradicionales ( ¡y en realidad creo que en todos!) se dice que Venus se encuentra exaltada en el signo de Piscis. Dicho de otra manera, el efecto venusino es mucho más fuerte en este signo que en cualquier otro, incluso más que en Tauro y Libra, los dos signos de su regencia. ¿Cómo es esto, posible?


Para poder comprender esto, piensa, en algún sitio regido por Piscis… ¿Listo?..¡Claro, una isla paradisiaca, en medio de un mar cristalino y azul!… Sí, no hay nada más pisciano-neptuniano que una isla. Ahora piensa en el amor, en la belleza, en la atracción que se ejerce entre dos personas (no necesariamente tiene que ser de sexos opuestos,¡ después de todo no es Piscis, el signo de la fusión, de la igualdad absoluta!) Ahora júntalos que obtenemos. Tú y tu pareja en una isla paradisiaca… El amor y todo lo que esto involucra estoy seguro, se van a exaltar, el susurro de las olas, el contacto con la arena húmeda, la brisa marítima. Sí, todo es estimulante, todo, sí, porque de repente, no hay preocupaciones, la rutina, el trabajo, los niños, todo eso ha quedado atrás. Es el efecto  del mar, es el efecto de Venus en Piscis.

Fechas afrodisíacas:


La vegetación surgía exuberante por donde Afrodita caminaba, ella la diosa que recién había nacido de la espuma del Mar, encantaba a todos con su belleza, dioses y mortales. Sin excepción alguna. Venus también dará sus pasos por Piscis y con cada grado que avance la vida surgirá, cada vez que se encuentre formando aspectos con los demás planetas, su energía se activará y nos dará nuevas oportunidades o nuevos retos. A continuación te daré esas fechas tan afrodisíacas.

20 de enero: Venus en Piscis en sextil con Plutón en Capricornio, si Venus es Amor, Plutón es Sexo… ¡Vaya, Vaya!! Hay que aprovechar cada minuto de este día, la pasión puede ser desbordante, además es un excelente día para las finanzas porque Venus también es dinero y Plutón es poder.

1-2 de febrero: Venus en Piscis en oposición con Marte en Virgo, no es fácil ser 100% complaciente con nuestras necesidades y mucho menos con la de los demás, el truco para hacerlo lo mejor posible es hacer hincapié en los detalles, pero con esta oposición todo parece ser demasiado tumultoso. Sin embargo, las oposiciones Venus-Marte, siempre genera mucha tensión, atracción animal y esto sí que puede ser muy sexy.

7-8 de febrero: Venus en Piscis en quincuncio con Saturno en Libra, aunque Saturno se encuentra en tránsito por un signo regido por la propia Venus, un quincuncio siempre será un aspecto de cuidado, porque lo que inicia bien, no necesariamente terminará bien. Evita dar más de lo que puedas, no te comprometas si no estás totalmente de acuerdo o seguro de tus sentimientos o de tu capacidad para resistir las pruebas.

Peligroso  mar, alucinante amor


El mar y el amor pueden ser peligrosos… ¡muy peligrosos! Con el tránsito de Venus en Piscis, es fácil caer en las trampas del amor, Piscis es un signo mutable y puede ser muy engañoso, el amor incondicional que sugiere esta combinación no es para todos.  Porque no todos pueden ser correspondidos, cuando Venus en Piscis, pierde la noción de la realidad, se hunde más y más en un mundo submarino en donde la falta de oxigeno te puede hacer alucinar. ¡Ten cuidado porque al fin de cuentas, Venus en Piscis puede ser como las sirenas: encantadora pero letal!