Google+

viernes, 3 de febrero de 2012

El Mar: fin de semana 3 al 5 de febrero, 2012



Neptuno llega a su propio reino este fin de semana, Poseidón, la Atlántida, El triángulo de las Bermudas, el mar con sus misterios, sus tesoros, sus enigmas, todo eso será lo que empieza a vislumbrarse durante este fin de semana. Habrá otros tránsitos, por supuesto que los habrá, pero, Neptuno es un planeta que merece mucha atención, ¿no es él, Poseidón quién rige tres cuartas partes de nuestro planeta, al cual por cierto llamamos tierra cuando deberíamos llamar Mar?

Neptuno merece más de una nota, y la tendrá de eso no me cabe duda, imagínate que la última vez que el Señor y Amo de los Océanos transitó por Piscis, fue en el siglo XIX de 1847 a 1861. ¡Hace prácticamente 150 años atrás! Hoy, dentro de varias horas, él, Neptuno volverá al signo de su regencia. ¿Inspiración, ilusión, desilusión, ensoñación, vida y peligros? Sí, él puede ser todo eso y más, prepárate que hoy, viernes 3 de febrero, será como ese primer día en el que conociste el Mar. ¿Lo recuerdas aún? Creo que nadie olvida ese momento.

Debo controlar mis impulsos, esta nota no es acerca de Neptuno, es la del fin de semana, así que vamos ya al día a día.

Viernes 3 de febrero:  "En espera del mar"



La Luna en Géminis será quién le dé la bienvenida a Poseidón, ella estará este viernes en cuadratura con Marte rx en Virgo y con Venus en Piscis, dicho de otra manera, nos encontramos con una T cuadrada en signos mutables.

Las T cuadradas, palabra que en el 2010-2011 se hizo muy popular, hoy aparece de nuevo, pero ya no es cardinal, es mutable y es totalmente transitoria, desaparecerá del firmamento en unas horas, es provocada por la Luna geminiana y como bien sabemos la Luna avanza muy rápido por cada signo.  La tensión de esta configuración es hacia la inamovilidad. Los signos mutables son cambiantes y que mejor manera que provocarles estrés que la quietud, la expectativa.  Astrológicamente es la expectativa Neptuniana, el no estar muy seguro de lo que este planeta quiere para nosotros. En nuestras vidas personales, es la expectativa de no saber hasta qué punto hemos hecho lo correcto con las oportunidades que se nos han presentado para crear ese cambio que puede hacer que todo se mueva de una forma muy diferente.

Sábado 4 de febrero:  "Jugar con las olas"


La luna antes de abandonar el signo de los gemelos se encontrará en trígono con Saturno en Libra y ya en Cáncer con Neptuno y Quirón en Piscis,  y en sextil con Júpiter en Tauro formará así una configuración en Cometa (inexacta) también estará en cuadratura con Urano en Aries.
Mmmm!! Veamos, ¿Te has preguntado por qué últimamente tienes cierto temor a avanzar, a aventurarte, o incluso a viajar? Bueno te explicaré, Saturno (El temor) se encuentra muy cerca del primer grado de Escorpio (29 de Libra) por lo que técnicamente estaría en oposición con Júpiter en Tauro (el deseo de aventura)Este sábado este aspecto se suavizará gracias al juego de sextiles y trinos que formará la luna en Cáncer, o mejor dicho gracias a esa configuración de cometa inexacta (inexacta por no darse un trígono perfecto con todos los planetas en un mismo elemento) Así que este sábado es un día para relajarse y disfrutar, planear unas futuras vacaciones es una buena idea, pero la mejor idea, es dejar los miedos atrás y atreverte, en especial porque ya con Neptuno en Piscis, se empieza a manifestar la fuerza de un sextil entre Júpiter en Tauro y Poseidón. ¡Sé optimista juega con las olas y déjate llevar!

5 de febrero: "Mar en Calma"



La luna en Cáncer estará en quincuncio con Mercurio y el Sol en Acuario, y en sextil con Marte. Este domingo la rebeldía puede salirte caro, decir y actuar por actuar, sin medir las consecuencias no tiene ningún sentido, si tienes un mensaje que transmitir, busca la manera de hacerlo sin llegar a los extremos. Piensa antes de actuar, es lo que nos dice el juego de quincuncios, por su parte el sextil con Marte, nos dará mucha energía, la cual debemos saber enfocar, Marte está retrógrado es un poco quisquilloso, tiende a ser quejumbroso especialmente con los excesos, así que simplifícate, no te compliques, ¿no quieres hacer algo? ¡No lo hagas y punto! Imagínate el mar en calma, esa es la simplicidad que necesitas.



La entrada de Neptuno en Piscis beneficiará a Júpiter en Tauro, le quitará el temor que le ha venido generando la oposición inexacta con Saturno a 29 grados Libra. Sabemos todos que el Mar puede ser muy erosivo, que a este poder no hay montaña que se resista, Saturno mantendrá el trino con Neptuno pero ya no será lo mismo, porque aunque el orbe es de menos de un grado, Neptuno ha cambiado de elemento, uno en el que por cierto es aún más esquivo y maleable, ya no tendrá el sostén saturniano. ¿Le importa esto a Neptuno? No lo creo en su casa lo que Neptuno quiere es ver a sus criaturas felices y nadar con ellos, y tú por supuesto querrás lo mismo, menos rigidez y más soltura.

¡Feliz fin de semana!