Google+

viernes, 18 de mayo de 2012

La Familia Taurina



¿Cómo son los padres y las madres del signo de Tauro? 

Indiscutiblemente para este signo la familia es muy importante, y por tratarse de un signo de tierra, lo más destacable es el sentido de protección que siempre tendrán hacia su descendencia. Los hijos de padres taurinos siempre se sentirán seguros del amor que tú, Tauro, le profesas.


Venus, el planeta regente de Tauro, le confiere a los padres de este signo mucho amor y el encanto por los pequeños placeres de la vida, razón por la que siempre buscarás una excusa
  para compartir buenos momentos con tu familia, ya sea un simple almuerzo como un viaje de vacaciones con tus retoños. Un aspecto que no debemos de olvidar es que Tauro siempre les enseñará a sus hijos los valores esenciales de su signo: Lealtad, Paciencia, Trabajo duro y la capacidad de resistir las pruebas más difíciles

La Madre Tauro: 


Como madre la mujer tauro tiende a ser muy tranquila, amorosa, paciente y muy complaciente con sus hijos. Sin embargo, tiende a ser muy ortodoxa con las reglas, su comportamiento es muy tradicional y esto la hace intolerante a la indisciplina, detesta la desobediencia, cuando alguno de sus niños le desafía, es cuando la furia del Toro se desata.

Con respecto a lo material, la madre tauro gastará tanto como pueda (y a veces más... mucho más) en sus hijos, dándoles siempre lo mejor que el dinero pueda comprar, este detalle le inclinará hacia la sobreprotección. El signo de Tauro por ser de tierra, sabe mucho de inversiones y es por esto que de forma Inconsciente esperará que los resultados de todo lo que ha gastado en su progenie estén siempre a la altura de su inversión. En general, debería tratar que sus ideas no sean tan rígidas y dominar su afán de posesión, de lo contrario le resultará muy duro aceptar que sus hijos quieran, llegado el momento, abandonar el hogar.

El padre Tauro:

El típico hombre Tauro suele ser un sujeto estable, práctico y de fiar y por supuesto mantiene estas características cuando se convierte en padre. La paciencia y el aguante para contestar cada pregunta de sus hijos, para estar siempre cuando lo necesitan es admirable. Los padres nativos del signo de Tauro aman a sus hijos, de hecho, los adoran. La mayoría de los problemas en la relación con sus retoños se da cuando estos llegan a la adolescencia, pues el padre Tauro, es muy poco flexible, e incluso muy terco con respecto a sus principios educativos, él siempre tratará de imponerse y que sea su punto de vista el que prevalezca.
 
¿ Cómo crees que pueden ser los niños del signo de Tauro?

Claro, son niños encantadores.. Venus no escatima en darle a sus niños y especialmente a sus niñas ese  toque tan característico de la diosa de la belleza y el amor.  Cuando ves un niño Tauro, crees que estás en un anuncio de compota, los padres de estas criaturitas tan adorables siempre se sentirán orgullosos pues los nativos de Tauro desde muy pequeños demuestran mucha seriedad y una gran concentración para los estudios.
 
La hija Tauro: 

Es una muñequita, adorable, con un simple pestañeo conseguirá que sus padres le consientan hasta el más extraño de sus caprichos, sin embargo, no es una niña caprichosa, podríamos más bien decir que es una niña un poquitín testaruda. Cuando algo no le gusta, te lo hará saber desde el primer momento y nunca bajo ninguna circunstancia cambiará de opinión. La pequeña Tauro es ordenada, meticulosa, nunca recibirás ninguna queja de la escuela, por su comportamiento. Sin embargo, algunas veces pensarás que algo esconde, detrás de ese rostro angelical. La niña de este signo tiende a ser muy reservada y pocas veces expresará realmente lo que siente. Las artes especialmente el canto y la danza, siempre desde muy pequeña le atraerán. 

El hijo de Tauro:

 Este niño es un querubín, le perdonarás cualquier travesura si él te mira con sus ojos dulces y te dice: Lo siento. Este niñito adora el dinero, sus juegos favoritos serán Monopoly o cualquier otro en donde se involucre, compra, ventas y billetes. No es tan cuidadoso como la niña de Tauro, incluso muchas veces te lo encuentras lleno de lodo, tierra y polvo, recuerda Tauro es un signo de tierra, y en los niños de este signo esto resulta además de muy literal... muy evidente. 

En cuanto al estudio, el niñito tauro, tiende a ser muy testarudo, y algunas veces no querrá estudiar. Pero, hay un viejo truco que nunca falla, dile que su trabajo es el estudio, que al igual como tú tienes que trabajar él tiene que estudiar, menciónale algún tipo de recompensa si obtiene buenas calificaciones y verás como la testarudez de este taurito se convierte en perseverancia, por cierto, otra cualidad taurina.