Google+

martes, 8 de mayo de 2012

Relación Tauro con los otros signos de tierra



La atracción entre dos signos del mismo elemento siempre es muy fuerte y se fundamenta en las afinidades. El elemento tierra se caracteriza por la búsqueda de la estabilidad tanto emocional como económica y encuentra un gran aliado en otra persona del mismo elemento. Cuando pienso en los signos que conforman este elemento, la forma más sencilla de comprender a cada uno de ellos es la siguiente analogía, Tauro, es el campo, la vida rural, en este ambiente campestre la existencia lleva un paso lento, las recompensas se dan por el trabajo arduo y monótono. Virgo en cambio, es la vida en la ciudad, se relaciona con el trabajo de oficina, la gratificación depende de tu agilidad para relacionarte con tus compañeros, de la facilidad que tengas para convencer a tu jefe de darte un incentivo salarial y finalmente, Capricornio, se relaciona con las cumbres, las tierras altas, en este caso, la oficina solitaria ubicada en la cima de un rascacielos, la oficina del jefe directivo, lo único que satisface a este signo es el éxito, acumular experiencias, emociones y por supuesto dinero.


Si tenemos en consideración lo anterior, podemos comprender la gran atracción mutua que se producen entre los signos de tierra. Las relaciones basadas en la afinidad, como son éstas, tienden a sobrevivir el paso del tiempo, pero tienen la desventaja de caer en la rutina, en el aburrimiento, pues el entendimiento es tan profundo que muchas veces parece que se comunican por telepatía. Muchas veces estas parejas terminan separándose debido al tedio o por escuchar los malos consejos de amigos o familiares. Un hecho irrefutable, la amistad entre personas del mismo elemento, es mucho más duradera que como compañeros sentimentales.

Tauro y Tauro: Un amor vaquero



Cuando una persona de Tauro conoce a otra de Tauro, la energía de Venus se intensifica y la atracción es fenomenal, ambos sienten que por primera vez, alguien les entiende y tiene la paciencia de escucharlos. Recordemos este signo es muy paciente, todos buscan su consejo, pero son pocos los que poseen la capacidad de prestarles honesta atención. El amor por la belleza y la simplicidad es mutuo. El matrimonio es evidente y la posibilidad de fracaso prácticamente inexistente, claro sin contar otros aspectos astrológicos.

Tauro con Virgo: “Persevera y Vencerás”


Es una excelente combinación para el trabajo y para la amistad, en el amor esta pareja, es muy afín en cuanto a los sentimientos y al hogar, pero el deseo sexual de cada uno, es muy diferente, Virgo es un signo mutable, tiende a cambiar a innovar, y algunas veces esto inhibe al signo del toro. Sin embargo Tauro puede hundirse en su terquedad y tratar de mantener la relación, el éxito de esta empresa dependerá de otros aspectos astrológicos. Aunque, insisto como amigos, son de lo mejor y aunque fracasen en el amor nunca se separarán por completo.

Tauro y Capricornio: El amor como una empresa



He mencionado en varios ocasiones lo buen consejero que es Tauro, lo que no he mencionado es que Capricornio, aunque es reconocido por todos, por cierta frialdad que le ha sido otorgada por su planeta regente (Saturno) sucumbe ante el encanto venusino de Tauro además el deseo de llevar la vida con un paso lento pero seguro, Capricornio también lo entiende, recuerda Saturno, es el señor del tiempo. Además como Tauro es un signo fijo y Capricornio uno cardinal. En el torito encuentra la cabra un gran aliado para darle continuidad a sus planes y proyecto. Sí, esta relación suena un tanto maquiavélica, pero en realidad no lo es, esta pareja puede ser una de las más armoniosas de todo el zodíaco, una pareja ideal para el matrimonio, siempre y cuando Capricornio le muestra a su pareja taurina algo de sensibilidad.