Google+

sábado, 12 de mayo de 2012

Relación Tauro y los signos de Agua: “Historias del Nilo”


Las relaciones entre personas del elemento agua y las del elemento tierra, se basan totalmente en ser uno complementario del otro. La tierra da sus frutos gracias al agua, el agua es dadora de vida, el agua nos da sustento, favorece a  la agricultura y hasta al trabajo. El agua aporta belleza y sensualidad a los signos de tierra. La tierra les mantiene el equilibrio emocional y el financiero. Los signos de agua tienden a ser víctimas constantes de manipuladores y personas que dicen llamarse “amigos” mientras que los signos de tierra tienden a desconfiar de todo el mundo. Así que con facilidad le abre los ojos a su pareja acuática.

Cuando pienses en estas relaciones debes imaginarte al Nilo, como este místico río fue el sustento y el que nutrió a la antigua civilización egipcia.


Tauro y Cáncer: “Creo que ya escucho las campanas”



Ambos signos creen en la fidelidad, en el matrimonio, sueñan con tener hijos (podría atreverme a decir que muchos) adoran estar en la casa y entienden muy bien el concepto de la “dolce vita”. Por supuesto cuando se conocen por vez primera, ambos saben que la relación terminará en boda, simplemente es inevitable, y aún más si Cáncer es la chica y Tauro el chico. Entendimiento sexual por caudales, las aguas de Cáncer tienen la capacidad de dar vida hasta la más rigurosamente recatada persona del signo de Tauro.

Tauro y Escorpio: “Venus y Marte se encuentran otra vez”



Escorpio es el signo opuesto de Tauro y este hecho genera en ambos una atracción muy difícil de ignorar, la de Venus (regente de Tauro) sobre Marte (Escorpión) si Tauro perdía el recato con Cáncer, con Escorpio se convierte en un maníaco sexual, el paso lento del Toro, se transforma en arrebato cuando este signo de agua se acerca, le insinúa al oído alguna fantasía indecorosa. Es una pareja casi perfecta, si no fuera por lo testarudamente celoso que es Tauro. Como bien sabemos los celos, son sinónimo de posesividad y este signo de tierra es uno de los más posesivos, incluso rige la casa dos del zodíaco ( la de las posesiones y bienes), si Tauro logro controlar este pequeño inconveniente, la relación será como la de un cuento de hadas.

Tauro y Piscis: “Los Toros nadamos pero no buceamos”


De vez en cuando los toros se encuentran cercanos al mar, les gusta la experiencia y la querrán vivirla, quizás una vez más, pero nada más. Así es la relación de Tauro con Piscis, funcionará por unos meses y Piscis aprenderá mucho con Tauro, mucho de finanzas, economía, en fin de la vida diaria. Mientras Tauro madurará emocionalmente con Piscis. Pero Piscis es muy profundo y tiende a desestabilizar al Toro e incluso a ahogarlo con sus dilema existenciales. Tauro prefiere el río de Cáncer o incluso el Géiser escorpiónico, pero el mar de Piscis, es bello atractivo, su oleaje, la orilla, pero sumergirse en él, le parece demasiado arriesgado a este signo de tierra. Sin embargo, como amigos esta pareja resulta estupenda pues ambos signos son muy bien conocidos por ser atentos, saber escuchar y dar muy buenos consejos.