Google+

sábado, 4 de agosto de 2012

¡Bling, Bling!... Todo lo que brilla es oro y diamantes cuando lo usa Leo.




Es tan fácil hablar de joyas y metales preciosos para Leo. A este signo de fuego regido por el propio Sol siempre busca una manera de ser el motivo de conversación, tiene que brillar y por eso mucho de las personas de Leo terminan cayendo en el pecado del Bling, Bling! (sinónimo de ostentación) Pero tampoco seamos tan crueles y culpar a los tiernos leoncitas y leoncitos, por abusar del oro y los diamantes. Si al fin y al cabo, se trata de su metal y de su piedra preciosa.
La mitología describe a Apolo (el Sol) como un dios dorado, su piel y cabellera dorada hasta sus ojos dorados, la referencia al oro son evidentes.

En cuanto a los diamantes podemos encontrar muchos detalles relacionados con este magnánimo signo de fuego:

1. Al igual que el signo de Leo, los diamantes son por excelencia sinónimo de realeza. Los monarcas de Europa, tanto los reyes como las reinas, se adornaban con ellos. El cetro real de Inglaterra ostenta el más grande del mundo.
2. La palabra diamante viene del griego " adamas ", que significa inexpugnable o invencible, y si han venido siguiendo las notas que he escrito acerca de Leo, de su deseo de ser invencible, su tendencia al heroísmo, encontraran inmediatamente la relación de esta piedra preciosa con este signo.

3. Al igual que la casa 5 de la astrología (la cual originalmente rige Leo) los diamantes se les relaciona con el amor y el romance.


4. Marilyn Monroe aunque era una chica geminiana tenía como ascendente a Leo y quizás una de las escenas más recordadas de esta mítica actriz es cuando canta: “Los diamantes son los mejores amigos de las chicas” en la muy conocida película “Los caballeros las prefieren rubias”

5. Madonna que sí es una chica con el Sol en Leo, además de Venus y Urano también en este signo de fuego, no se contuvo y se vistió de diamantes para su muy recordado Material Girl, las semejanzas con Marilyn son más que evidentes.

6.  La forma triangular del diamante se le relaciona con el corazón, un símbolo análogo a Leo también.

Los diamantes no son las únicas joyas que llamarán la atención de Leo, para este signo cualquier piedra preciosa cara, excepcional y única será atractiva. Pero, si nos mantenemos en el margen de la astrología clásica otras piedras que favorecerán a los nativos de Leo son: aquellas piedras amarillas, doradas, solares; como ámbar amarillo, topacio amarillo, citrino, ojo de tigre, diamante canario o champagne, diamante, pirita, cuarzo rutilado, ojo de gato.

Hablar tanto de joyas caras, de un mundo de lujos y excesos, del mundo Leo, siempre trae a mi cabeza una estrofa de la canción “ Más es Más” de Fangoria:

“Es radiante el lujo del exceso
Es el glitter de la superstar”

¡Diría más bien que es el Glitter de Leo!