Google+

sábado, 11 de agosto de 2012

Leo y los signos de Aire



El aire alimenta al fuego, en este caso podríamos decir que los signos de Aire tienden a alimentar el enorme EGO de Leo, ya sea con la frescura de sus ocurrencias o con su intelecto tan atractivo. Por su parte los signos de aire: Géminis, Libra y Acuario. Se beneficien del entusiasmo que le inyecta Leo en sus vidas. Las dudas desaparecen con facilidad cuando tu pareja es del signo del León.

Leo y Géminis: Con el respeto de su alteza


La relación de Leo con Géminis es como la del bufón con su Rey. Géminis divierte a Leo, le agrega esa picardía que a veces olvida este signo y a la vez Géminis tiene la rara prerrogativa de poder mofarse del egocentrismo leonino (además de otras características no tan positivas) tanto Leo como Géminis son seres muy sociables y además el intelecto geminiano con ese toque de juventud eterna, maravilla desde el primer momento a cualquier persona del signo del león. La fascinación mutua hace que poco a poco se intensifique la necesidad de compartir cada día más tiempo juntos. Hasta el punto en que el sonido de las campanas de la iglesia resulta demasiado estridente.


Leo y Libra: La diplomacia ante todo.



Tanto Leo como Libra le dan mucha importancia a las relaciones, al amor. Por lo que esta pareja es totalmente casamentera. Cenas románticas, regalos y muestras de cariño constante, un romance encantador es lo que les espera a esta pareja. Ambos se benefician con esta relación, el equilibrio que siempre busca Libra le hace conocer muy bien el sentido de la diplomacia y Leo con sus sueños de ser único, original e irrepetible se beneficiará de esa energía librana. Libra pierda el miedo a fallar, a no ser ecuánime, pues Leo le inyecta una buena dosis de lo que a este signo le sobra: Autoconfianza.


Leo y Acuario: Tratar de controlar lo incontrolable

 



La relación que se da entre estos dos signos es muy fuerte, pues son los signos opuestos, lo cual indican que su meta general en la vida es la misma pero varía en algún pequeño detalle. En este caso, ese objetivo es la Libertad. La libertad que busca Leo, es la personal, la cual le hace diferente de los demás mientras que Acuario busca la Libertad colectiva, por eso no es nada raro encontrar siempre a un ejemplar del signo del Aguador trabajando en una ONG, ayudando a los más necesitados a liberarse de la esclavitud de un régimen totalitario, de una mayoría aplastante. En primera instancia esto es muy atractivo para Leo que como buen signo de fuego que es se considera un héroe salvador, pero cuando la relación se intensifica y Acuario empieza a demostrar que tiene tiempo para todos excepto para su pareja Leo, la relación empieza a irse a pique. Al final, Acuario usará su frase favorita: “Pero, sabes, ¿creo que podemos seguir siendo amigos?”