Google+

viernes, 10 de agosto de 2012

Leo y los signos de tierra



Leo, el elemento fuego es el elemento psicológicamente opuesto al Fuego, mientras el fuego expresa su deseo de ser único y excepcional, sin importar los riesgos que se deban tomar. La tierra por su parte lo que busca es la estabilidad y especialmente la económica, el mundo de este elemento, es el mundo de la seguridad, de lo estructurado, de la rutina y de las reglas. El de fuego, es el de la voluntad, el de la autoexpresión, de la aventura y de la búsqueda de la felicidad. Al tener esto en cuenta, esperaríamos que Leo encuentre ciertas dificultades cuando se relaciona con Tauro, Virgo y Capricornio. A continuación los detalles:

Leo-Tauro: ¿No pensarás salir con esa ropa? ¿Verdad?


Ambos son signos fijos, Tauro regido por Venus, es un signo lleno de atractivo y Leo con el Sol como regente es magnánimo y lleno de vida. Ambos signos están cargados de testarudez, recuerda que los signos fijos son muy difíciles de hacerlos cambiar de opinión. La vida en común puede ser maravillosa pues Venus y el Sol hacen muy sociables a esta pareja, pero Tauro puede ahogar poco a poco a Leo y por su parte Leo escandalizará en más de una ocasión con sus delirios de grandeza, su deseo de llamar siempre la atención puede intimidar a su pareja del signo del toro. El que esta pareja resulta dependerá de otros aspectos en la carta astral y de que se demuestren mutuamente paciencia y tolerancia.

Leo- Virgo: Una sola crítica más y yo....


Algunas veces Virgo hace que sus nativos se comporten muy tímidamente y sean un tanto introspectivas. Leo jamás será así, su vida es todo lo contrario.. es brillar y llamar la atención. Leo necesita seguidores no detractores y es muy conocido por todos que Virgo es un signo muy quisquilloso y dado a la crítica y no necesariamente la constructiva. Virgo es analítico y controlador mientras que Leo es puro impulso. Los matices obsesivos compulsivos con los que pueden colorearse esta relación no es exactamente el tipo de drama que busca Leo y eso que ha este signo le gusta el drama. Así que Virgo-Leo entra más en el grupo de las incompatibilidades y no tanto en el mundo de la compatibilidad. En estos casos los mejor es revisar concienzudamente la sinartria de la pareja (comparación de las cartas astrales) y no sólo basarnos en la relación Sol-Sol.


Leo-Capricornio: La avaricia y el Poder


El mundo de Capricornio, es el de la cumbre, el éxito material, el lujo… algo que por supuesto llamará la atención de Leo, sin embargo, el lujo y glamour que busca Leo es para su disfrute, el dinero para este signo de fuego es tan sólo un vehículo con el cual puede cumplir sus caprichosos, mientras que para Capricornio el dinero es el fin último. Para Capricornio cuanto más puede acumular mejor. Esta relación con el dinero y la estabilidad material, es la causante de la mayoría de los problemas de esta pareja. ¿Imagínate tan sólo la reacción que puede tener un hombre capricornio cuando se entera de lo que cuesta los zapatos o la cartera que usa su mujer leo? o ¿qué pensaría la esposa capricorniana cuando su marido leonino invita a todos sus amigos a una noche de copas?