Google+

miércoles, 26 de junio de 2013

Júpiter en Cáncer 2013-2014: “La esperanza del Agua”

 

"Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis”

Mateo 25:35

 


Hace unas cuantas horas atrás Júpiter inició su recorrido por Cáncer, signo en el cual este gigantesco planeta se encuentra en exaltación. Júpiter deja entonces atrás la estadía de un año en Géminis, un signo, en el que él nos recordó el poder y la magia de cada una de nuestras palabras.

Júpiter estará transitando de manera directa por Cáncer hasta el 6 de noviembre a partir de ese día iniciará su retrogradación, la cual finalizará el 5 de marzo del 2014, para luego volver a transitar directo hasta llegar al signo de Leo, el 16 de julio del año entrante.

Por supuesto, la pregunta aquí es: ¿Qué podemos esperar de este Júpiter canceriano? Hoy en esta primera nota, trataré de darte al menos el panorama general, y con las próximas publicaciones completar esa visión. Incluso es muy probable, que te regale un signo por signo del efecto de este tránsito jupiteriano. Pero, primero, para entender un poco mejor, debemos recordar quien es Júpiter, que es Cáncer y lo que significa eso de estar en exaltación.


Júpiter representa en nuestros temas natales (cartas astrales) aspectos relacionados con la fe, la educación superior, la cultura foranea, este planeta es todo aquello que aparece cuando tratamos ver más allá de nuestros propios límites. Él es en el sentido más amplio, es la abundancia, el crecimiento, la expansión. Él ilumina nuestras creencias, nos recuerda el poder de creer y ser siempre optimista, lo relacionamos también con la suerte, la casa y el signo en el que se localiza en el momento de nuestro nacimiento es un punto en el que pareciera que la mano de dios siempre está ahí apoyandonos. Es algo así, como la protección directa del cielo en tu vida.

Ahora hagamos un breve repaso del signo de Cáncer. Este es el primer signo del elemento agua encontrado en el Zodiaco, es el segundo signo cardinal. Su energía es Yin, y lo rige la Luna, de ahí que encontramos en su energía matices muy emocionales. Representa nuestros origenes, nuestra familia, es la protección de nuestros padres, pero, también puede ser la influencia tanto positiva como negativa de ellos en nuestra vida. Lo relacionamos con la nutrición, con todo aquello que le da sustento a nuestra personalidad, es el tiempo pasado, los momentos bellos de nuestra infancia. Cáncer por ser un signo cardinal sabe muy bien hacia donde quiere llegar, pero, de este grupo por tratarse del representante acuático, llegará siempre a sus metas de una forma pasible y muy sutil. Cáncer es agua, pero, no es el agua salada del mar (Piscis) no es el agua hirviendo que brota desde lo más profundo de la Tierra (Escorpio), Cáncer es el agua dulce de los manantiales, es el agua de los ríos, esa de la que se nutre los cultivos, esa que de una u otra forma siempre termina alimentándonos.

Ya tenemos un poco más claro los dos conceptos principales, sabemos quien es Júpiter, quien es Cáncer, es el turno entonces para analizar brevemente, el concepto de exaltación. Un planeta se exalta cuando se encuentra en un signo que no es el de su regencia (domicilio) y sus cualidades pueden fluir incluso con un efecto más notorio, pareciera en este signo que el planeta en cuestión se encuentra mejor que en casa. Júpiter rige a un signo de Fuego (Sagitario) y también uno de Agua (Piscis en coregencia con Neptuno)Sin embargo, en Cáncer Júpiter parece que está más cargado de positivismo, es más optimista, más benevolente, claro, Júpiter en la mitología era el Dios Padre (Deus Pater) y me parece muy lógico pensar que el “Pater” se exalte en el signo de la familia. El Deus Pater entonces se convierte en Cáncer en el “Pater familias”.

El sentido paternal de Júpiter se verá aumentado durante este próximo año. Júpiter en Cáncer es ese padre bueno, bondadoso, capaz de perdonarte, pero, también de educarte acerca de tus errores. Capaz de darte siempre una segunda oportunidad. Júpiter en Cáncer, por supuesto, esperamos mejor el panorama familiar de cada uno de nosotros, pero, también como Júpiter es el planeta de la expansión mejores la situación de cada uno de nuestros países (incluso solemos llamar madre patria a nuestro país) Júpiter en Cáncer también estará velando por el bien de nuestro planeta, nuestra tierra, nuestro hogar. 


Júpiter en Cáncer velará por el desamparado, por aquel que vive en circunstancias deplorables, por aquellos que no conocen, y ni siquiera pueden imaginan tener una vida parecida a la tuya o a la mía. Júpiter en Cáncer es la esperanza del agua, esa que viene a aplacar la sed del sediento, Júpiter en Cáncer es la esperanza del alimento que viene a controlar el hambre del famélico. Pero, Júpiter en Cáncer no es solo el alimento y el agua que le devuelven la vida a tu cuerpo, él también es el mana celestial que hará latir una vez más tu corazón y reconfortará tu alma. Júpiter en Cáncer es compasivo, es sensible, será el Padre y la Madre celestial de aquellos que no tuvieron ni uno ni el otro terrenal. Júpiter en Cáncer no discrimina, el amor en él es expansivo, es abundante y nos ama a todos por igual porque para él todos somos sus hijos.

¡Sé bienvenido mi querido Pater familias a casa una vez más!


Daniel