Google+

domingo, 29 de diciembre de 2013

Acuario 2014: “To be or not to be”





Sero no ser: he ahí el dilema.Que es más noble para el espíritu,sufrir losgolpes y dardos de la insultante fortunao tomar armas contra un piélago decalamidadesy, haciéndoles frente, acabar con ellas?Morir…, dormir; no más”


Hamlet
Acto III, Escena 1
William Shakespeare


Acuario ha tenido que moverse con el miedo, luchar contra la frustración y en algunos casos incluso ser parte de eso que tanto odia que no es más que el “stablishment”. Visualizamos a Acuario como un rebelde, como el espíritu de la independencia, sin embargo, desde la llegada de Saturno en Escorpio y este año la entrada de Júpiter en Leo, su signo opuesto. Acuario tendrá que dedicarse un poco más a los asuntos personales y ya no tanto a los de la colectividad. Este switch no es fácil porque Acuario tiende más a darle prioridad a los otros antes que a sí mismo. El amor, el hogar, la familia, el trabajo, serán temas en los que deberá enfocarse Acuario durante este 2014.


Urano en Aries:


Tu regente planetario se encuentra en el signo del “Yo Soy”. ¿Resuena en ti? Claro, en parte este cambio hacia lo que necesito antes de lo que los demás necesitan, en parte, es debido a Urano. Urano, es el planeta de la observación objetiva, es frio pero, no tiene la fama de Saturno, al menos no aún. Desde Aries, Urano invita a Acuario a luchar por sus ideales, si no tiene un ideal propio, si todo es basado en la opinión pública, entonces, Urano te hará moverte de forma inquietante de un lado a otro, preguntándote una y otra vez: ¿Quién soy yo y que diantres estoy haciendo aquí?


Saturno:

Saturno antes del descubrimiento de Urano fue tu regente planetario, la parte seria que no todos ven en tu signo, es debido a la influencia de Saturno. Ahora bien, Saturno se encuentra transitando por Escorpio, un signo fijo como Acuario. Esto genera mucha tensión, que se traducirá como insatisfacción, todo tipo de insatisfacción, pero, principalmente, serán los temas relacionados con el dinero y la intimidad los que más saldrán a la superficie. Debes de tener especial cuidado si perteneces al segundo decanato, durante los meses de marzo a julio cuando Saturno esté retrogrado y además de darte esa sensación de insatisfacción, te haga sentir en una abrumadora soledad.

Júpiter:



Júpiter desde Cáncer es para Acuario como uno de esos caramelos agridulces, no sabes del todo si te gustan o no. Estar con tu familia y jugar al “cuadro perfecto familiar” es toda una nueva experiencia, pero, una parte de ti, sabe que eso no es del todo lo tuyo. La entrada de Júpiter en Leo, tu signo opuesto durante el mes de julio, colapsará un poco esa escena perfecta, de algún modo te darás cuenta que aún tienes mucho que vivir, y que debe existir un equilibrio entre lo que quieres para ti y lo que quieres para los demás.

Marte:


El impetuoso Marte, el planeta del vigor y del deseo de vivir a toda costa, se encontrará en Libra durante los primeros seis meses del año. Libra es un signo de aire como Acuario así que este Marte será todo un aliado para Acuario. Necesitas nuevos aires, es posible que Marte te otorga la posibilidad de viajar, o al menos tener unas vacaciones dignas, de esas en las que sí logras dejar todo el agotamiento de lado. Marte desde Libra será desintoxicante porque te hace ver que aunque la fuerza bruta nunca será una de tus estrategias favoritas, hay momentos en la vida que la diplomacia tampoco ayuda, así que no queda otra más que actuar de intempestiva.


Resumen:

El 2014 se vislumbra como un año, que aunque será en muchos aspectos la continuación de todo lo que se inició en el 2013, en los aspectos más personales habrán grandes cambios. Llevas en tu mano una granada y no sabes aún cuando has de lanzarla, seguro, lo harás en algún momento del segundo semestre cuando empieces a darte cuenta gracias a Júpiter en Leo que la vida que estás viviendo, no fue la que visualizabas unos años atrás. La rutina tiende a corroerlo todo, pero, sin duda, alguna es el enemigo más cruel de Acuario. Será aquella interrogante de “Ser o no ser” la que tendrá en vilo a este signo, hasta ese momento entre septiembre y noviembre que gracias al trígono entre Urano y Júpiter cuando Acuario de ese giro en su vida que ha venido posponiendo por no dañar a sus seres queridos, pero, que debe serlo porque sino terminará arruinando toda su existencia.