Google+

jueves, 6 de febrero de 2014

Compatibilidades Los Elementos: El Agua





Agua-Tierra: “Geografía”


Este es el elemento complementario a la tierra, el agua alimenta a la tierra, y forma así la vida. Esta unión dará muchos frutos, el deseo de triunfar de los representantes de tierra (Tauro, Virgo y Capricornio) se verá impulsado con los buenos consejos de la persona acuática, a diferencia del fuego, tierra escuchará con atención y confiará con facilidad en la intuición de los nativos del Agua. El agua amolda la tierra, creando así su geografía. El Agua aportará su imaginación, su ensoñación, ensimismamiento o profundidad e influenciará en la tierra haciendo que sean menos estructurados y más conscientes de sus emociones. Seguridad y misterio tiene que coexistir en la relación tierra-agua.

Agua-Agua: “ Afluentes”


Cuando esta unión sucede, los integrantes del binomio Agua-Agua se sienten comprendidos ya que los  signos acuáticos (Cáncer, Escorpión y Piscis) entienden muy bien el mundo de las emociones. Piscis posee una profundidad interior, cuya simbología sería la misma profundidad del mar, Cáncer y Escorpión son afluentes que alimentan esta poderosa psique, esta interacción entre las diferentes agua, les otorga amor puro, y calma para sus tribulaciones. Quizás el único inconveniente, es que al compartir tanto en común se puede caer en la monotonía.

Agua-Aire: “Burbujeo”


El aire es el elemento más versátil, algunos lo consideran el más poderoso, puede agitar las aguas, incluso las más profundas, esto lo logra de diferentes maneras, pero, casi siempre el alboroto que causa es cercano al huracán. El aire no se dejará nunca ahogar por tanta agua, se convertirá en una burbuja o en varias y hará efervescencia, antes de vivir sometido a los caprichos y melodramas acuáticos. Este elemento se relaciona con las ideas, con el intelecto y por lo tanto los primeros momentos del encuentro aire versus agua serán muy estimulante para los representantes aéreos ( Géminis, Libra y Acuario), pues querrán analizar el “modus operandi” de los nativos del Agua y ellos a su vez querrán ver en realidad si detrás de todas esas capas de raciocinio hay un núcleo emocional.

Agua-Fuego: “ Caliente-Frío”



La relación amorosa del Agua con los signos de Fuego (Aries, Leo, Sagitario) es muy difícil (más no imposible) de que se concrete o que llega a ser duradera, al menos ambos pasarán un buen momento al principio. Cuando el representante de Fuego tiene una carta astral demasiado cargada de este elemento, Literalmente hará el Agua, y el nativo acuático se sentirá cargado de pasión, luego cuando ese fuego se manifieste en otros aspectos de la relación más allá del sexo. El agua empezará a sentirse incómodo, querrá huir, pues sabe que sus sueños no se cumplirán. El caso contrario cuando es el representante del Agua, tiene una carta astral cargada del elemento agua, inicialmente El chico o chica de fuego, sentirá una atracción muy profunda hacia su sentimentalismo, hacía su forma de ver la vida tan romántica y hacia sus sueños. Fuego vivirá muy buenos momentos sobretodo en el sexo delicado y sofisticado del Agua, pero luego más adelante el fuego se apagará ante las depresiones y estados de ánimo tan cambiantes de este elemento. Claro, también encontramos aquellos casos muy raros en donde el sol y la luna se complementan, en donde las casas son compatibles y ambos tienen un equilibrio de todos los elementos. En esos casos la relación puede concluir con el tan esperado final de cuento de hadas que el Agua busca.