Google+

miércoles, 23 de julio de 2014

Guardián de la noche: Marte en Escorpio



“Soy la espada en la oscuridad. Soy el vigilante del Muro. Soy el fuego que arde contra el frío, la luz que trae el amanecer, el cuerno que despierta a los durmientes, el escudo que defiende los reinos de los hombres” 

Extracto del juramento de la Guardia de la Noche
Juego de Tronos,
 pág 506George R.R. Martín 


No sé si podrán captar la emoción tan fuerte que es para mí, un ariano de Sol y de Luna, hablar de un tránsito de Marte. Pero, intentaré plasmar todo eso que siento cuando veo que mi padre planetario ha abandonado mi signo opuesto. Sí, por fin, este viernes 25 de julio el planeta rojo dejará atrás el signo de Libra y descenderá al inframundo, al recinto del escorpión, la tierra de los dragones y el Ave Fénix. Su estancia por este signo tripartita durará hasta el 13 de septiembre cuando galope a toda velocidad por las praderas de los centauros.

El mundo acuático de este signo no le es desconocido a Marte, de hecho él fue el regente de Escorpio hasta el año 1930, cuando se descubrió a Plutón su regente actual. Marte es la representación más pura de la energía Yang, la energía masculina, Marte es la adrenalina, la testosterona, el sudor que se desata cada vez que tenemos que enfrentar una situación difícil y problemática. Marte es entonces el planeta de la acción, de la iniciativa, el coraje, la vitalidad y los instintos. Es el planeta más impulsivo de todos, es la guerra pero no la táctica.

 

Marte en Escorpio es inquisidor, la verdad debe salir a flote, sin importar las consecuencias, Escorpio sabe lidiar con el dolor, y no le teme. Marte en este signo es mucho más intuitivo y extremista. El amor es intenso y se convierte muchas veces en un juego de poder y control. La línea divisoria entre el Odio y el Amor se vuelve aún más fina.

Escorpio es actualmente el domicilio nocturno de Marte, mientras que Aries es el diurno. La lucha por sobrevivir y el instinto primario, así como la fuerte energía masculina de Marte se intensifica en Escorpio. Ese lado oscuro y misterioso que siempre relacionamos con la noche le confiera a este Marte cualidades intensas y hasta dramáticas, la muerte deja de importar, deja de ser un obstáculo porque para este Marte escorpiónico es la Verdad lo que importa más que la vida misma. La fortaleza de este Marte radica en la falta de temor de ir a los extremos, de llegar sin importar las consecuencias al centro neuronal de toda acción, con este Marte aquella tan conocida frase de Nietszche: “ Lo que no me mata, me fortalece” cobra aún más sentido en nuestras vidas.

Pero, Escorpio es un signo tripartito, no es sólo el arácnido de la temible ponzoña, es también el dragón, animal mítico, ligado a la caballería, al honor y la nobleza, también es el águila, es el fénix que resurge de sus cenizas y cuando pienso en todos estos elementos, dragones, oscuridad, caballeros, recuerdo las novelas de George R.R. Martin, la saga de “Canción de Hielo y Fuego” las cuales por cierto se han vuelto muy populares gracias a la serie de HBO “Games of Thrones (Juego de Tronos)”Marte en Escorpio, me recuerda a la Guardia de la Noche, los vigilantes del muro, aquellos caballeros que visten de riguroso negro, protectores del Muro de Hielo, el Límite entre el mundo conocido y civilizado del lejano Norte, el mundo de los espectros, el mundo de los Otros. El Guardián de la noche es como este Marte escorpiónico, tiene una misión, es defenderte de ti mismo, de tu oscuridad, de tus sombras y de tus enemigos declarados, recuerda Escorpio es quién rige originalmente, la casa 8 astrológica, el mundo de tus Némesis y de tu sombra. Marte te mencionaba al principio no es precisamente el planeta de la estrategia, sin embargo, Escorpio, si es un signo cargado de esta cualidad. Por eso, si recuerdas en todo momento que Marte es un planeta interior, es el guardaespaldas de tu Sol y dejas que él te ayude a descubrir o en algunos casos a redescubrir tu fuerza interior, tu autocontrol, tu verdadero coraje, puede ser transformador en tu vida. No se trata de vencer el miedo se trata de modificar su polaridad. Tampoco se trata de ser mártires con el dolor, se trata de decisiones, de aprendizaje. No puede existir luz sin la oscuridad es la máxima escorpiónica y Marte te ayudará a que puedas encontrar la luz dentro de la oscuridad.


El inframundo escorpiónico viene a nosotros, viene para que trascendamos, aprendamos a vivir con intensidad y es por esa razón que necesitamos entrenar primero con Marte, es por eso que necesitamos ese impulso vital, esa adrenalina, Marte en Escorpio será entonces la espada en la oscuridad, será nuestra mejor defensa y será también el guerrero que nos guía más allá de las murallas, Marte en Escorpio será simplemente “El mejor Guardián de la noche”.