Google+

sábado, 4 de octubre de 2014

Galate Morente: Aspectos tensos Quirón-Marte


“Un guerrero victorioso gana primero y entabla la batalla después”


Sun tzu



Quirón se manifiesta de muchas formas en nuestras vidas, puede ser la llave que nos abre el portillo hacia el mundo de lo invisible, puede ser el maestro que nos guía a conocer nuestras debilidades y mejorar nuestras habilidades, pero, también puede ser esa herida que no sabemos muy bien porqué se originó ni cómo podemos tratarla. Quirón es un marginado, no es de aquí, no es de allá. Su dualidad es la ducha de la bestia y el hombre, es la mezcla de la civilización y de la misma naturaleza prístina. Es cierto, Quirón también es el dolor, pero, es el dolor como un camino, el camino al autoconocimiento. Y es de esperarse que ese dolor o esa herida se manifiesta con mayor preponderancia cuando Quirón se encuentra formando un aspecto tenso con Marte o Saturno (los famosos maléficos).  Hoy quisiera darte un aproximamiento a los aspectos tensos de Quirón con Marte.  Pero, antes, definamos un poco cuáles pueden ser esos aspectos tensos y cuales pueden generar más o menos incomodidad.

La conjunción, la oposición, la cuadratura y el quincuncio son esos aspectos que he estudiado con mayor detenimiento, y te puedo decir que de estos los de mayor tensión entre Quirón y Marte son la conjunción y la inconjunción (quincuncio). La conjunción porque Marte implica violencia, ira descontrolada, también es la fuerza vital, es la energía masculina en su expresión más natural y cuando está junto a Quirón, el centauro se transforma en  una especie de arma blanca, que daña ese núcleo masculino desconcertándolo porque se tiene el impulso ariano, pero, no se consigue nada, se intenta, se lucha, pero, nunca se triunfa. Y este constante intentarlo una y otra vez termina desgastando al nativo de ese aspecto y lo hace verse así mismo como un perdedor, hasta llegar a un punto en que deja de intentarlo porque sabe que simplemente perderá. El quincuncio es un aspecto sútil y genera discordia, la herida se manifiesta pero no hay consciencia del dolor, hasta que nos encontramos con un detonante que por lo general se relaciona con el pasado remoto, con momentos incluso que no necesariamente han acontecido en esta vida, de ahí que todo quincuncio con Quirón tiene un marcado componente kármico, y es muy difícil encontrar a un culpable.  En cuanto a la oposición y la cuadratura no genera tanta tensión porque Quirón se  vuelve más escurridizo, se mueve en un ambiente en el que el dolor parece tener un origen y no se pierde del todo la esperanza de encontrarle una cura, la herida se expresa a través de otras personas o de factores externos.

Ahora veamos, ¿Qué se cuece cuando Marte y Quirón se encuentran armando alguno de estos aspectos?


La cobardía es el peor de los atributos que se puede manifestar en esta interacción Quirón-Marte. Y casualmente el término cobarde tiene un origen animal, el vocablo proviene del francés, “couard” y esta a la vez del latín cauda que significa Cola. Se le dice cobarde a aquella persona que como el perro y otros animales cuando se siente amenazados y saben que todo está perdido esconden la cola entre las patas y así demostrar sumisión, temor y derrota. La cobardía es un mecanismo primitivo animal, un mecanismo incluso de supervivencia, con el cual se diferencia el macho alfa del resto.  Y esto es precisamente, lo que ocurre con Quirón-Marte el potencia ALFA existe pero no se manifiesta, y digo que no se manifiesta porque con Quirón como con cualquier otro planeta al reconocer su dificultad podemos transformar esa tendencia y sacarle mejor partido. Las historias de abuso del poder, e incluso de Bullying son comunes y recurrentes con estos aspectos.


El conocimiento es el poder que puede alivianar la carga quironiana, y soy honesto digo alivianar, porque Quirón no es Saturno aunque sea su hijo, por más que trates, y trates la inadecuación el aislamiento te acompañará, porque no nace en la sociedad poniéndote a prueba, surge dentro de ti mismo y la carencia que te hace sentir así en realidad sí que existe. Por eso, en realidad, la aceptación del dolor, de la herida y el continuar en el día a día es lo que mitigará al fin de cuentas ese dolor, pero, no te aflijas tampoco porque el dolor también nos define y lo que parecía aislarte a la larga es lo que te une con el resto.


Así que volvamos a la cobardía y revisemos  por qué surge ese deseo de meter la cola entre las piernas, es simple, la cobardía nace de una percepción equivocada. El creer que todos somos iguales, que tenemos a disposición los mismos recursos y herramientas para enfrentar los peligros y la adversidad, pero, en realidad no es así, somos diferentes, y reaccionamos diferentes, aquel que se sale de ese supuesto y no reacciona como esperamos termina siendo el cobarde del grupo. Y por cierto, un Marte modificado por Quirón es eso, es una persona que no es consciente de sus mecanismos, tiene una idea de cómo defenderse, pero, cree que no tiene las herramientas para hacerlo, es un caballero de espada y armadura oxidada.


En el individuo marcado por Quirón siempre hay una tendencia a que el Universo le juegue una de sus bromas, se le ría en la cara, es lo que llamo la Ironía de Quirón. Y con respecto a esa incapacidad de defenderse ante las amenazas, es posible, que el Quirón-Marte desde muy pequeño o desde la cuadratura del Quirón en tránsito con su Quirón natal (Cuando se manifiesta por lo general, la herida), haya tenido que enfrentar amenazas mayores que sus recursos para enfrentarlas. Y así según la ley psicológica surgirá el temor: Porque si la amenaza supera a los recursos, el miedo surgirá. Este individuo no tiene una formación psicológica y no sabe que al intentar luchar lo que ha demostrado es valentía y solo se enfoca en la derrota, y ese es el otro punto de Quirón con Marte. Que un Marte en toda su plenitud, busca ganar y se levantará siempre que le den por muerto, porque es un guerrero que no conoce el temor, mientras que Marte-Quirón ha conocido el temor desde su infancia.


Leon Cobarde del Mago de OZ
Sin embargo, con el tiempo, conforme Quirón se mueve dentro de su ciclo, conforme supera la oposición y va hacia esa segunda mitad del ciclo acercándose a ese punto final, el del retorno quironiano. Este aspecto Marte-Quirón se torna rebelde, se va uranizando, se vuelve temerario, porque la aceptación ha empezado y algo dentro le dice: “No soy el perdedor que creo ser” por algo sigo aquí, algunas veces, es el mismo tiempo el que pone a prueba no al individuo Quirón-Marte sino a las personas a su alrededor con situaciones parecidas a las que ya él o ella ha vivido, y de su propia experiencia les aconseja, este consejo le va acercando al Quirón maestro y ya no al soldado herido. Se ha convertido en una especie de veterano de Guerra y se le empieza a respetar y ese es la otra cara de la moneda de estos aspectos Quirón-Marte, el del experto a la supervivencia, aquel que ha llegado a sobrevivir las más grandes amenazas sin darse cuenta de su valentía, asumiendo que si  sobrevivía probablemente el resto lo haría con mayor facilidad.  Pero, no es así, porque la cobardía y la valentía son términos relativos, para poder usar uno o el otro término tendríamos que haber vivido todos la misma vida y tener los mismos recursos, así que al fin de cuentas, como con el León cobarde del Mago de Oz, la valentía siempre estuvo con esta persona que nació con Quirón un aspecto tenso con Marte.

Galante Moribundo


Finalmente, te diré que es muy común encontrarnos con sobrevivientes de guerra con aspectos de este tipo, con veteranos, y el famoso sanador herido se viste más bien de soldado, de guerrero herido, de hecho, existe en Estados Unidos el Wounded Warrior Project (Proyecto Guerrero Herido) una ONG encargada de recaudar fondos para ayudar a los veteranos de guerra, a aquellos con Heridas que solo demuestran lo valerosos que han sido.


Un veterano de guerra  y del paso del tiempo también es el Galate Morante o el Gálata Moribundo una escultura que data de los tiempos romanos, pero, que es posible tenga un origen griego anterior. Se cree que es una conmemoración de las victorias sobre los Gálatas (pueblo celta) sin embargo, la escultura muestra a un gallardo soldado que más allá de la postura sumisa y de derrota parece que con los años se ha convertido en la figura del Héroe, admirada por los aristócratas de todas las épocas este soldado moribundo ha transcendido su propio dolor y ahora representa la supervivencia del pueblo Celta y de alguna forma de sus predecesores el pueblo irlandés.


Y ese es el mensaje de este aspecto, que no hay cobardes no hay valientes, solo supervivientes.