Google+

jueves, 26 de febrero de 2015

Fin de semana 27 de febrero al 1 de marzo: “Otras voces, otros ámbitos”



“El Amor es una cadena de Amor así como la naturaleza es una cadena de la Vida”

Truman Capote


El Sol sigue su avance por Piscis, y durante este fin de semana iniciaremos el tercer mes del año, poco a poco el verano sureño va menguando al igual que el invierno en el norte, estamos ingresando en esa parte del paso solar por piscis en la que se nota más la transición de las estaciones.  Dicho de otra manera, vienen semanas de adaptabilidad y por ende de aprendizaje.  Este  fin de semana pareciera que los planetas nos proponen precisamente eso: Adaptarnos y aprender. Pues, los dos planetas más ligados con esa dinámica Maestro-Alumno estarán muy activo. Estos planetas son Júpiter quien este viernes estará en quincuncio con Plutón en Capricornio y Mercurio quien estará este domingo en sextil con Urano en Aries y en oposición con Júpiter rx en Leo. Mercurio en Acuario estará convirtiendo el Yod Quirón-Plutón-Júpiter en un boomerang y suavizando con el sextil la cuadratura Urano-Plutón.  Además de todas las lecciones que nos traen estos aspectos formados por Júpiter y Mercurio en estos próximos tres días no podemos dejar de lado, la conjunción de Venus en Aries con el nodo sur, que nos trae  a colación enseñanzas aprendidas acerca del Amor en otras instancias no solamente de esta encarnación, sino de todas las vidas que tenemos en nuestro haber.  Ahora, ya sin más preámbulo, iré al detalle día a día.


Viernes 27 de febrero:


Por la tarde la luna horas después de ingresar en Cáncer estará en quincuncio con Saturno en Sagitario, en trino con Neptuno en Piscis y en cuadratura con Venus en Aries. Este también es el día en el que Júpiter está una vez más en quincuncio con Plutón en Capricornio, en esta ocasión, Júpiter se encuentra en su fase retrógrada.



La luna se encuentra en Cáncer en el signo de su regencia, y sentimos la fuerza del elemento acuática, la pasividad, el no rechazo, el aceptar, que para algunos pareciera ser una debilidad no es más que la mayor fortaleza del Agua, que sin esfuerzo va llenando cada uno de los intersticios de nuestra alma y terminamos sintiendo y emocionándonos con todo lo que sucede a nuestro alrededor. Saturno en Sagitario y Venus en Aries pueden representar esas barreras en las que sutilmente la luna canceriana tendrá que atravesar, de aliado tendrá a Neptuno en Piscis, el planeta más acuático en el signo más acuático, así que sin duda, este viernes no debemos darle lucha a nuestras emociones, sentir ante todo es el mejor de los ejercicios, la luna en Cáncer nos conecta con la Madre Celestial, con su velo protector, y a ella no le debemos temer, no le debemos ocultar nada simplemente, al contrario mostrarle nuestros temores, nuestras dudas y pedirle consejo que ella sabrá interceder por nosotros.

El quincuncio Júpiter rx con Plutón, es la dinámica típica de quien debe heredar el reino, de quien debe merecer la gran recompensa: ¿si aquel que ha nacido para hacerlo (Júpiter en Leo) o aquel que ha luchado y casi muerto por llegar a tener un lugar en el mundo? Pero, esto no es más que una manera muy bonita para decir que este quincuncio nos pide unificar esas dos energías en nosotros, esa parte de nosotros que nos hace sentir únicos y merecedores, por el simple hecho de ser uno mismo, con la que no se conforma y sabe que lo regalado siempre sale caro!.  Entre la confianza de lo que sabemos nos pertenece y  la gratificación de haber conquistado lo imposible se encuentra un punto de equilibrio en donde sabemos que no hay nada  mejor que conocer nuestras limitaciones y convertirlas en nuestras herramientas en transcender nuestras limitaciones e ir más allá de lo que los demás han esperado siempre de nosotros, esto es notorio por una parte porque este quincuncio es parte del Yod con Quirón, Plutón y Júpiter y está a punto de convertirse en un Boomerang al encontrarse este domingo Mercurio en oposición con Júpiter rx en Leo. Y siempre el boomerang nos dice lo bueno que has hecho regresa pero cuídate de lo malo, porque también regresa.




Sábado 28 de febrero:



Y se acaba el mes, le decimos adiós al segundo mes del año, con una luna canceriana en T cuadrada primero con el eje nodal y luego con Plutón en Capricornio y con Urano en Aries.

Un día de desafíos, de retos, de salirse de la zona de seguridad, de las faldas de mamá, de olvidarse de los miedos y ver que solo existe un miedo a vencer y es de la indiferencia, el de no hacer nada para cambiar. Todo puede cambiar, pero, primero debemos atrevernos a dar ese primer paso, sin importar, que tan grande sea el Goliat contra quien nos enfrentemos, quien nos ayudará a lanzar la piedra que lo aniquilará está con nosotros y no es más que nuestra llama divina, esa que habita en lo más profundo de nuestro ser.


Domingo 1 de marzo:


El mes del cambio ha llegado, más allá de la última cuadratura Plutón-Urano o de la primera retrogradación de Saturno en Sagitaro. Lo que es igual año con año es el ingreso del Sol en Aries, un Sol que inaugura un nuevo año zodiacal.  Pero, mientras ese momento de marzo se aproxima, este primer día de este mes, tiene la energía de Aries por el contacto de Venus en Aries con el eje nodal, este domingo Venus en Aries estará en conjunción con el nodo sur ariano y por ende en oposición con el nodo norte en Libra. Este día también Mercurio en Acuario estará por tercera y última vez en sextil con Urano en Aries y en oposición con Júpiter rx en Leo.

Un día en el que encontramos respuestas en el pasado, respuestas que nos hace entender porque vamos hacia dónde vamos el pasado, es una instancia, una habitación que muchas veces cerramos por completo, y no queremos regresar nunca más ahí. Sin embargo, Venus en conjunción con el nodo sur, nos dice con claridad que hay algo hermoso ahí, que debemos ir a reconocer la belleza que se encierra incluso en las experiencias más traumáticas de nuestras historias de antaño. Aprender del pasado y dejar de pensar en lo que haríamos si pudiéramos volver a estar ahí puede ser totalmente liberador, pero, lo que nos conecta más con la verdadera Libertad es entender que nunca estamos solos, que somos partes divididas, que incluso dentro de nosotros convive dos energías una Yin y una Yang y que de alguna manera vamos a recuperar a esa parte Yin que se esconde en un pasado quizás marcado por vivencias bélicas, violentas o por un deseo siempre de anteponer nuestros gustos sobre los de los demás (muy típico de un nodo sur en Aries) Esa parte de nosotros puede estar lastimada y necesita protección cariño, pero, en especial necesita entendimiento, una comprensión fuera de todo juicio.


Este domingo los aspectos de Mercurio en Acuario nos ayudará a expandir nuestra visión a ir más allá de lo evidente, a discernir y discriminar siguiendo la voz que nos pide emanciparnos de todas ataduras, pero, es un Mercurio acuariano, y para sentir que podemos volar no solo debemos liberarnos de las ataduras impuestas por otros sino también soltar las ataduras que nosotros hemos hecho a otros. Yo no puedo estar tranquilo viviendo mi libertad, si para hacerlo coartó tu derecho a ser libre. Eso es lo que pide este Mercurio.



Y Finalmente, lo que me interesa más, lo que considero debe calar dentro de ti, es lo que te decía al principio, el aprendizaje es lo más importante durante este fin de semana, entender las lecciones del pasado, entender el concepto de libertad, dejar de temer a lo desconocido porque no hay nada desconocido, solo emociones con las que a veces no queremos lidiar, si buscamos el contacto con nuestro Yo Superior (Júpiter quincuncio  Plutón) veremos que nuestra alma conoce todas las respuestas porque ella conoce toda la gama de sensaciones que como humanos hemos decidido experimentar. La forma en que vivimos en este momento puede parecernos muy diferente a lo que esperábamos, a lo que habíamos planeado, pero, no por eso, deja de ser vida, no por eso, dejaremos de intentar salir adelante. El Yod convertido en Boomerang este fin de semana nos pide conectar nuestra mente inferior (Mercurio) con la Superior (Júpiter) conectar el cielo con la tierra, el alma con el cuerpo y darnos cuenta que aunque son otras habitaciones, otras instancias, otro libreto, los actores seguimos siendo los mismos, el mundo sí que cambia pero nosotros no tanto, porque en realidad mostrar lo mejor de ti, tu mejor versión de ti mismo, no es cambiar, es simplemente liberar el velo de Maya y descubrir la realidad detrás de la ilusión.


¡Que el mundo se devele  por completo y que tú en lugar de descubrir quién eres y que has venido a hacer aquí tan sólo lo logres recordar!


Feliz fin de semana! Feliz marzo


Daniel