Google+

viernes, 6 de febrero de 2015

“La redención de María Magdalena”


 
“Y María Magdalena estaba allí, y la otra María, sentadas frente al sepulcro”

Mateo 27: 61



Con cierta frecuencia solemos decirnos el pasado quedó en el pasado, pero, ¿en realidad es esto así? Sin duda, nos resulta muy conveniente que así fuera, pero, la verdad, los planetas nos muestran lo contrario, algunos lo hacen cuando transita en forma retrógrada, además nuestros planetas natales en esta fase nos indican de una u otra forma que el pasado queda ahí. También hay planetas como Plutón y Saturno que siempre nos recuerdan nuestras acciones pasadas.

Plutón no se desprende por completo de las acciones pasadas, por más que lo relacionamos, con la liberación, con el renacer del fénix, pareciera que esa ave mítica siempre llevará en su plumaje algo de las cenizas. Plutón nos indica que el pasado vive transformándose, pero, que sigue ahí, de hecho, quien tenga a este planeta muy marcado en su carta o una fuerte energía de Escorpio, posiblemente ha elegido como eslogan aquel famoso: “Perdono, pero no olvido”.

Por su parte, Saturno parece condenarte una y otra vez por las acciones de tu pasado, a veces puede ser tan inquisidor, que ni siquiera se remonta al pasado vivido en esta vida, sino que te condena por las acciones de otras encarnaciones, de ahí que le relacionamos con el Karma y también con el nodo sur.  Por supuesto, te pueden decir que Saturno es el gran maestro, y puede ser que así lo sea, pero, tu propia energía planetaria te hará vivirlo de esa manera o no. Algunas posiciones planetarias, y algunos signos son más bien futuristas, evasivos y con facilidad entran en la negación o en la disociación.


Así que desprendernos del todo, del pasado, no será fácil, siempre habrá momentos en los que pareciere que se nos condena repetitivamente por lo que hicimos o por lo que no hicimos. Así que además de ser condenados una y otra vez por un crimen del que ya pagamos, el pasado parece perseguirnos y en algunos casos, parece que se irá con nosotros hasta la tumba, si no es que por él terminamos antes de tiempo ahí.  Y ante este panorama tan poco alentador, por supuesto, la pregunta de rigor es: ¿Podemos liberarnos de él?

Liberarnos del pasado, de las cadenas, de nuestra condena siempre lo relacionaremos con Urano. Planeta que inicia la tríada Transsaturnina, o planetas colectivos. Sin embargo, aunque Urano represente la liberación, no podemos decir un día me libero del pasado, por más abrupta que sea la energía de Urano, eso no puede ser así. Urano se presta más bien al que vivas demasiado en el futuro y te quedes colgado por completo en el mundo de las ideas.

Entonces, para la liberación, necesitamos otro tipo de energía una que sea capaz de enfrentarse a Saturno (el pasado) y a la vez medie para que el futuro (Urano) sea el deseado. Esa energía la encontramos en Quirón quien por cierto, como cuerpo celeste se encuentra entre Saturno y Urano. Quirón conoce muy bien a Saturno, de hecho, se le parece mucho, como todo hijo rechazado, suele ser el más idéntico a su padre! Este sábado, Quirón nos da una muy buena oportunidad de trabajar con esas acciones por las que no dejamos nunca de sentir la condena de los demás. Este sábado el Amor Incondicional, el que todo lo puede, representado por Venus en Piscis estará en conjunción con Quirón en Piscis.

Venus en Piscis, precisamente  ha venido moviéndose en un ambiente que sin duda te hará mucho sentido con todo lo que he escrito antes. Venus en Piscis primero estuvo en cuadratura con Saturno en Sagitario (el peso de tus acciones), luego en conjunción con Neptuno (la disolución como primer intento de aceptación), y este fin de semana, el sábado antes de la conjunción con Quirón estará en sextil con Plutón en Capricornio. Una vez más el pecado aparece, el pasado vuelve, pero, ya no es lo que era, se ha transformado y de alguna manera te muestra su faceta más evolucionada, todo lo que has trabajado para que la oscuridad sea luz ahora, vuelve a ti. Aunque se trata de Plutón, es un sextil un aspecto muy colaborador, así que este sextil te dará una visión de lo que has hecho para redimir tu pasado.  “Te has perdonado, pero, ¿has podido olvidar?” seguro que no, por eso, en esta última travesía de Venus en Piscis nos encontraremos con este planeta en conjunción con Quirón, la verdadera aceptación y luego el martes 10 estará en quincuncio con Júpiter rx en Leo, la recompensa.  Y a partir de ese momento, poco a poco , la cercanía de Venus a Marte será más notoria.

Pero volvamos a la conjunción Venus-Quirón Piscis.

Quirón en Piscis, siempre lo he visto como el más mesiánico de todos los posibles Quirones. De hecho, lo he relacionado con el mismo Jesucristo, especialmente, el Cristo Crucificado aquel que en su momento dijo: “Éli, Éli, ¿láma sabajtháni?, esto es: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”. . . (Mateo 27:46). ¿Por qué este Jesucristo es Quirón en Piscis. Aunque es muy conocido por todos que La era de Piscis ha sido la misma era Cristiana, esa que inició  con el Pescador de almas, yo relaciono a Quirón en Piscis directamente con el mesías porque en realidad toda la historia bíblica de Jesucristo nos contacta con el arquetipo quironiano pero en especial con el de Quirón en Piscis.  Hacedor de Milagros, hijo de Dios encarnado en hombre, para traer con su muerte la salvación. Quirón en Piscis es todo eso, al igual que el mismo Jesús, las personas con Quirón en Piscis llegan siempre a un momento de sus vidas en las que se sienten abandonado por su Padre, cuando desde afuera pareciera que siempre el Padre y el Hijo formaban una unidad perfecta.  Este Quirón en Piscis es poderoso, muy fuerte, pero, como siempre el dolor le abruma y es el dolor de la totalidad, no solo, el tuyo y el mío sino el de todos. La separación de lo que a mí me duele y como yo lo proyecto en ti, es uno de los grandes retos de tu Quirón en Piscis.

Dentro de este contexto, sin duda, una Venus en Piscis, podría ser María Magdalena, un personaje bíblico muy complejo y el cual tiende a confundirse con otros, la confusión de las diferentes facetas femeninas que están intercambiándose como es de esperarse en el signo de Piscis.  María Magdalena es testigo de  la resurrección del Mesías, pero, antes fue rescatada por él de la lapidación por adultera, también fue quien ungió sus pies, es un personaje complejo e incluso se especula si fue o no esposa del Mesías. Hoy, en realidad, lo que quisiera es enfocarme en el desinterés, en cómo estuvo ahí luego del perdón, como después quizás el pasado de adultera seguía con ella, pero, a ella ya no luchaba porque los demás la aceptarán, ya ella había aceptado que eso no cambiaría, viviría el presente, construiría de ahí su futuro, y así tuvo su recompensa,  presenciar el más grande de los milagros: ¡su propia redención, su propia resurrección! A través del privilegio de ver a su maestro resucitar.

Así es esta conjunción Venus-Quirón, el impuro se acerca a la Luz, sana sus heridas, acepta su pasado, deja de rendirle cuentas a los demás, se acepta así mismo e  inicia el camino hacia la iluminación, hasta que llega ese día en el que la presencia y ya no necesita más en su vida.




Daniel Bolaños
Astrocoach
Email: astrofiliacr@gmail.com