Google+

lunes, 9 de marzo de 2015

La Distopia de la Cabra y el Carnero: Implicaciones sociales de las cuadraturas Urano-Plutón




“Tenemos estrellas que guían nuestro destino,
Y rezamos para que no sea muy tarde”

Tomado del coro de la canción Millenium
Robbie Williams



El fin de los tiempos viene anunciado desde que la humanidad es humanidad, pareciera que la necesidad del castigo divino, de que los impíos reciban su merecido y que los puros sean recompensado forma parte de la misma naturaleza humana. En todas las culturas de una u otra forma sus leyendas e historias proclaman que algún día una nueva sociedad se levantará y por supuesto, esto implica que el molde de la anterior caerá, por supuesto, hay momentos históricos en los que la ansiedad de un cambio es más notoria y eso siempre será a finales y a principios de siglo, y aún más cuando en lugar de cambio de siglo se trata de un cambio de milenio, quienes hemos sido adultos desde hace unos 15 años atrás, recordaremos el caos apocalíptico con la llegada del año 2000, desde Nostradamus hasta el 2K, luego el 2012, pero, al final seguimos aquí más tranquilos o quizás más bien más ansiosos


Tranquilos porque hemos sobrevivido, ansiosos porque como es de esperarse el futuro sigue tan incierto como siempre. La incertidumbre de lo que ocurrirá viene acrecentada también por influjo de los planetas pero especialmente por la cuadratura de Urano en Aries y Plutón en Capricornio, un aspecto planetario que marcará a toda la generación que ha nacido y nacerá desde el 2012 hasta mediados del 2017, por supuesto, dentro de ese período hay fechas en que la tensión entre estos dos planetas es más fuerte, son los momentos en que la diferencia angular es de cero, o dicho de otra manera en que la separación de ambos es exacta de 90º, es el momento exacto o partil de la cuadratura. Son siete las cuadraturas exactas entre Urano y Plutón, la primera fue el 24 de junio del 2012, la última está a punto de ocurrir, este 17 de marzo y se manifestará a los 15º de estos dos signos.

Las cuadraturas son aspectos que generan una alta tensión, la necesidad de enfrentarse a fuerzas exteriores utilizando como defensa todo nuestra fuerza interior es una de las maneras de abordarlo en nuestras cartas y en nuestra vida personal, sin embargo, Urano y Plutón son dos planetas cuya influencia es muy marcada en la sociedad, así que hoy quiero enfocarme solamente en las implicaciones sociales de esta última cuadratura y luego en unos días te hablaré acerca de las implicaciones más bien personales.



Urano se encuentra en Aries, Plutón en Capricornio, estos dos signos forman parte del grupo de los signos cardinales, Aries es el representante cardinal del Fuego, Capricornio de la Tierra. Tanto Urano como Plutón son planetas que ya por si solos son generadores de cambios. ¡Reformadores innatos! Y los signos cardinales, son aquellos que por iniciar una estación y representar un punto cardinal los relacionamos con los inicios, así que es fácil ver que esta cuadratura nos habla de un cambio en la dirección de nuestra sociedad, y esto se vuelve aún más notorio cuando vemos que Urano en Aries además es el deseo de liberación, representa lo novedoso, las ideas progresistas que nacen en la disconformidad de una juventud que no quiere vivir las peripecias ni repetir la historia de sus padres, de una nueva generación que desea darse su lugar. Plutón en Capricornio por su parte representa las altas esferas de poder, los gobiernos, las viejas estructuras. Así que con claridad vemos el por qué desde el 2012, las reformas sociales en muchos países han empezado, los jóvenes se han rebelado, algunos gobiernos han caído, sin embargo, el que esta reforma sea o no duradera dependerá mucho de la capacidad de sostén que como grupo pueda tener esa energía de Urano en Aries. La tecnología y los avances científicos también se han beneficiado de esta cuadratura que de alguna manera ha acercado a los diferentes estratos sociales, dándole más oportunidades a los de abajo a tener lo mismo que los de arriba.


Sin embargo, la ansiedad como te decía está ahí, el mundo postapocalíptico que nos ha vendido Hollywood desde tiempo atrás con películas como Mad Max, Terminator y otras muchas más. Se ha alimentado también con literatura juvenil, "Los Juegos del Hambre" claramente tiene ese carácter uraniano y muy Urano en Aries por cierto, la saga de Divergente y así otras siguen esa misma línea. Ese mundo distópico (Distopía término opuesto a Utopía),  caótico y complejo parece que es una posibilidad inminente para algunos, pero, debemos ser cuidadosos de nuestras acciones como colectivo, porque Plutón tiende a imponerse, es el planeta del poder oculto y Urano aunque es reformador, es más bien idealista y aún en Aries tan solo tiene el impulso que lleva a la acción y no la consistencia de la tierra Capricornio con la que sí cuenta Plutón. Urano implica despertar, Plutón transformar, pero, desafortunadamente, Aries y Capricornio dentro del grupo de los cardinales es el par más individualista, más solitario, sus contrapartes Libra y Cáncer tienen una visión más clara del trabajo en equipo o al menos de la dupla.  Así que existe un riesgo muy alto, que el cambio se genere y que dentro de unos años volvamos a lo mismo, a la disconformidad, a la revolución, porque mientras no logremos la conciencia social verdadera y no cada uno por su lado, pensando que el otro, es competencia, o peor aún, es el enemigo! No llegaremos a ningún lugar, porque en algún momento el que ha sido muy bueno, empieza a ver que entre la bondad y la estupidez la línea divisoria apenas es visible. Y ese que fue bueno deja de serlo, el que había luchado por los otros se da cuenta que ya no hay quien lo apoya y deja de intentarlo, se vuelve como el resto, simplemente se enfoca en sí mismo. Debemos de ser muy cuidadosos, porque nuestros pueblos no dejan de ser un grupo de individuos y mientras no haya unificación en lo que buscamos, mientras todo queda en la línea de las ideas y el pensamiento, los grupos de poder por más pequeños que sean parecen tener todo mejor planeado, se hacen pasar por enemigos entre ellos, pero, al final todos han venido mamando de la misma teta. Y por más fuerte que esto te suene, así es porque así ha sido siempre!.


Daniel, el profeta, tuvo una visión milenios atrás, la cual puedes encontrar en la Biblia en el Libro de Daniel en el capítulo 8, su visión era acerca de la lucha entre un enorme carnero y un macho cabrío, lucha que luego explica el mismo profeta no es más que la lucha encarnizada entre dos reyes. Ese capítulo 8 termina cuando Daniel narra como la visión lo enfermó y como nadie la entendía. No quiere de repente hacerme pasar por teólogo, ni nada parecido, pero, sí te quiero decir que estamos frente una lucha entre el Carnero (Urano en Aries) y el Macho Cabrío (Plutón en Capricornio) y aunque puede ser para algunos solo una visión astrológica, para otros es la realidad, y su mensaje es el mismo de siempre: ¡no hay cambio, sin lucha! te guste o no, habrá que levantarse, ningún cambio se da porque lo pensamos, se da porque lo llevamos a la acción, pero, la acción tampoco es la solución, la acción transformadora y sostenible a largo plazo, eso sí que es la solución!

Y para tener esa solución tienes que saber quién es quién, quién te liderará cuando el nuevo orden se implante. Tienes que conocer a tu prójimo, tienes que ser uno con el grupo porque la fortaleza del grupo depende de la fortaleza de la unión de cada una de sus partes, si tomas el camino de la individualidad, no habrá avance, no habrá cambio y todo seguirá igual y seguiremos esperando como siempre que el impío sea castigado. Así que ya sabes, esta última cuadratura no es más que el último llamado a ir en busca de un sociedad más evolucionada en el que cada uno reciba lo que merece, a que todos tengamos las mismas oportunidades, para que el futuro  que le heredaremos a nuestros hijos y las próximas generaciones sea mejor que nuestro presente.



Daniel Bolaños