Google+

jueves, 10 de septiembre de 2015

Antahkarana: “Eclipse parcial de Sol en Virgo 2015”


“Desde el punto de Luz en la Mente de Dios

Que afluya Luz a las mentes de los hombres;

Que la Luz descienda a la Tierra”


Tomado de la Gran Invocación




Este domingo 133 de septiembre, el Sol y la Luna estarán en conjunción, esta unión genera lo que conocemos como luna nueva, se inicia un nuevo ciclo lunar con la energía del signo de la Virgen. Sin embargo, esta luna nueva va más allá del simple novilunio, pues, esta conjunción ocurre cerca del nodo norte, por lo que este día también ocurrirá un eclipse solar, este será parcial pues la conjunción con el nodo norte no es tan estrecha, hay una distancia de 10 grados entre el nodo norte (0º Libra) y el binomio Sol-Luna (20ºVirgo). Los eclipses solares manifiestan con mayor preponderancia la energía de los inicios, en este caso, estos inicios tendrán la impronta virginiana, se genera así un período de cambios, de organización y también de orden y purificación. Este eclipse propone practicidad y sentido común en nuestras vidas.

Este eclipse por supuesto afectará mayormente a quienes tenga el Sol o  la Luna en Virgo o en Piscis, en la cercanía de los 20 grados, también afectará en menor grado a quienes tengan otros planetas en esos grados, y como siempre por tratarse de una interacción Sol-Luna, los signos de Leo (regido por el Sol) y los de Cáncer (Regido por la Luna) se movilizarán durante este día.


Mercurio planeta regente de Virgo y por ende dispositor de este eclipse solar (novilunio) está a punto de iniciar su última retrogradación (17 de septiembre) y propone sin duda, un viaje hacia la comunicación interior, a encontrar la armonía y la paz mental que tanto necesitamos, a través de una relación sana con nuestras partes inconexas (ten presente aquí que Mercurio transita por Libra, la armonía y el equilibrio lo es todo para este signo). Si vemos en la carta del eclipse podemos notar como Mercurio en Libra (14º56’) está en cuadratura con Plutón estacionario en Capricornio (13º01’), esta cuadratura es un indicador que ese portillo hacia el entendimiento de nuestra misión se ha abierto y que depende de nosotros cruzar o no ese umbral.

Y ya que menciono umbrales, quisiera aquí retomar un concepto que me gusta mucho con respectos a los eclipses. Y es precisamente ese, el de la apertura de un portal, de un puente que nos comunica con una realidad que hasta ese momento parecía invisible o imposible, este portal se mantendrá abierto, hasta el 28 de septiembre cuando presenciemos el segundo eclipse de septiembre, el cual será lunar y en Aries.

La idea de un umbral, de un puente por cruzar, me parece muy evidente en este eclipse solar en Virgo ya que este eclipse estará en oposición con Quirón retrógrado en Piscis. Y el mismo Quirón tiene esa cualidad pontífice, de unir lo invisible con lo visible, de llevarnos hacia una nueva escala evolutiva.  En uno de los libros más populares y didácticos de Quirón, escrito por Barbara Hand Clow, ella llama a Quirón el puente arcoíris, de hecho, el nombre de ese libro es “Chiron: Rainbow Bridge Between the Inner &Outer Planets” y pensar en un puente arcoíris, me lleva a dos simbolismos muy claros, el primero, es el puente Bifrost de la mitología nórdica que comunica Asgard con Midgard, el mundo de los dioses con la Tierra y también con el concepto del Antahkarana (o Antarkarana), término del sanscrito, que hace referencia a un órgano interno o causa interna que conecta el alma, la mente y la inteligencia, ese órgano por supuesto es el mismo corazón.


El antahkarana tiene una alta complejidad, quien practique Yoga y Reiki estará muy familiarizado con él, quien practica la astrología esotérica y ha tenido en algún momento un contacto con las enseñanzas teosóficas sabrá también  que el Antahkarana se visualiza como un arcoíris que une el ser inferior con el ser superior, manas inferior-manas superior, la Tierra con el Cielo. Estas dos entidades no están separadas, pues forman parte de la conciencia del ser humano, son dos distintos estadios de la conciencia. Mercurio (Virgo) o más bien la Mente a través del engañoso velo de Maia, o más bien Neptuno (Piscis), nos impide ver ese puente, lo hace como un mecanismo de defensa para no tener que enfrentarnos a los cambios que implicaría estar más en contacto con lo etérico e invisible, siendo más energía y menos materia. Sin embargo, este umbral que se abrirá gracias a este eclipse solar y gracias a a la presencia de Quirón rx en Piscis, desgarrará ese velo, y veremos que todo es posible, que si aceptamos que somos energía y que nuestra realidad es tan virtual como lo puede ser cualquier juego del computador, veremos entonces que nuevas posibilidades se presentarán que las distancias no existen, que las limitaciones tampoco, que todo se trata de aceptar, de cruzar umbrales, y llegar al otro lado, sin esperar nada cambio, tan solo cruzar y ver que no hay diferencia en ninguno de los extremos del puente. La realidad está cambiando, el mundo está cambiando y este eclipse nos conecta con ese entendimiento, que lo que ves es tan solo lo que quieres ver, ¡así que mejor empieza  de una vez a querer mejores cosas!

Y a modo de regalito, te comparto este video con la versión cantada de la Gran Invocación, una plegaria, un mantra, una técnica de alineación, un modo de activar sin duda ese puente, ese Antahkarana del que te hablé.


Feliz eclipse!

Si quieres saber más de tu propia carta recuerda, contactarme

Daniel Bolaños
Astrocoach

Contacto: astrofiliacr@gmail.com