Google+

jueves, 31 de diciembre de 2015

Night Fever: Aries 2016


“Here I am
Praying for this moment to last
Livin’ on the music so fine
Borne on the wind
Makin’ it mine”

Tomado de “Night Fever” parte del OST de Saturday Night Fever
(película icónica de los 70s) y cantada por los  Bee Gees

Aries es un signo diurno, representa el nacimiento del día, es el nuevo amanecer y es tan así que el Sol se exalta cuando transita por el signo del Carnero. Aries es aunque no es consciente de ello, un signo intuitivo (como todo signo de fuego), pero, aquí la intuición se convierte en impulso, o más bien el impulso está controlado por la intuición. Este año, la vibración diurna de Aries se difuminara un tanto y encontrará en la noche un aliado, desde las entrañas de su ser surgirá un estado febril y pasional que le hará “DECIR AQUÍ ESTOY, ESTE SOY YO y VOY A CONQUISTAR IMPOSIBLES, NO ME RINDO, NO TIRO LA TOALLA Y SI MUERO EN EL INTENTO; ¡NO ME IMPORTA!” Sí, una especie de fiebre nocturna le dará un toque muy sexy, será irresistible, sin embargo, tendrá algo que no siempre tiene Aries: ENFOQUE, así que veamos el detalle, las razones, por las que me atrevo a escribir esto.

Marte en Escorpio:

Marte planeta del ímpetu y la actitud belicosa con la que muchas veces se manifiesta Aries, este año estará en retrogradación, lo estará en Escorpio y en Sagitario. De ahí en parte el “night fever” mencionado anteriormente. Marte este año recorrerá solo 5 signos del zodiaco (de Escorpio a Piscis) así que hay una especie de énfasis en el elemento agua, en explorar las emociones y por supuesto, vivirlas con intensidad.


Marte iniciará el 2016 en Libra, lo cual, como suele suceder paralizó la acción ariana, porque simplemente, cualquier decisión que tomará al menos en su parecer, sería usada en su contra, ese es el típico efecto de Marte en Libra sobre Aries, implantar la duda y generar así la inacción (enemigo principal de este signo de fuego) sin embargo, a partir del 3 de enero Marte ingresará en Escorpio, una posición mucho más favorable para Aries, pues, Escorpio es el recinto nocturno de Marte (como Aries es el recinto diurno de Marte) así que de alguna manera, viajar por las sombras nocturnas, bajar al inframundo, no es como mucho pensarían un tema que genere espanto en Aries, al contrario, es toda una aventura. Todo guerrero sabe que su vida está prestada, que si se dedica a la guerra es probable que muera luchando, y para él, esto no es locura, es HONOR. Así que el paso de Marte en Escorpio, plantea la toma de decisiones, es elegir, es dejar los tonos de grises, las dudas, y decir “Sí o No” asumiendo así todas las consecuencias de esa decisión. Marte en Escorpio, por supuesto, también le generará en Aries pasión, desenfreno y una vida sexual muy activa, porque “Sí mañana he de morir, entonces disfrutaré el Hoy”. Pero, no sólo se trata de un tránsito de dos meses, pues aunque el 5 de marzo, Marte ingresará en Sagitario, el 17 de abril, Marte empezará a retroceder y volverá el 27 de mayo a ingresar en Escorpio, donde estará hasta el 2 de agosto, del 27 de mayo al 29 de junio, Marte estará retrogrado en Escorpio. En esa fase retrógrada en Escorpio,  las personas de Aries, sentirán el fervor, la ira, el descontrol, poseerles, si hasta ese momento no había logrado lo que esperaban, entonces, serán capaces, de luchar y hacerlo, sin importar que tipo de acción deban tomar, lo  importante es tomar acción.

Plutón en Capricornio:

Y ya que hablamos de intensidad, de Escorpio y como afecta Marte en este signo a Aries es el turno de hablar de Plutón, planeta regente moderno de Escorpio. Quien como sabemos se localiza en Capricornio, un signo cardinal como Aries, y que desde el 2008 ha venido armando cuadratura con el Sol ariano, en este 2016, Los nacidos en el segundo decanato de Aries (primeros diez días de abril, aprox) tendrán momentos de cambios, de transformación, experiencias renovadoras, algunos incluso tendrán experiencias relacionada con la muerte, pero, sin duda, de ahí saldrán fortalecidos. Plutón en Capricornio en combinación con Marte en Escorpio, favorecerá a que Aries tome riesgos, y que entre en situaciones de ganar o perderlo todo, la tendencia sin duda, es a ganar, en especial, si no dan el brazo a torcer, en ningún momento, si conectan con la pasión, intensidad y por qué no la actitud obsesiva de Plutón y de Escorpio.


Urano en Aries:

Urano el planeta de lo insólito, del futuro, de lo impensable, de la vanguardia, sigue en Aries, y este año estará en conjunción con el sol de aquellos nacidos en el último decanato de Aries (los últimos diez días de este signo) para ellos, todo será cambiar o morir (en especial por la t cuadrada Urano-Plutón de principios de año), Aries es inflexible muchas veces, porque Aries rige la cabeza y a veces somos (Me incluyo soy sol y luna en Aries) muy cabezones, todo lo queremos a nuestro estilo, y además lo queremos ya.  Pero, Urano, nos pide hacer locuras, vivir la vida desde otra posibilidad: LA DE CAMBIAR y lo mejor sin duda, será aceptar esa propuesta, cambiar es renovarse, renovarse es seguir en la lucha, y si Aries sigue en la lucha es para ganar!



Saturno en Sagitario:

El viejo de la hoz, ¿puede ser nuestro amigo?, bueno, el refrán dice: “mejor viejo conocido que nuevo por conocer” y más viejo que Saturno, ¡Ninguno!.. o como dicen en inglés: Better the devil you know, y a este diablillo sí que lo conocemos. Nos pide madurez, responsabilidad, trabajo y perseverancia, pero, también es muy serio con sus recompensas. No vacila, no es puro bluff (como otro planeta que conozco y no quiero mencionar su nombre), así que vamos que el señor de los anillos nos pide compromiso, y desde sagitario nos pide compromiso con nuestra fe y creencias. Pues sí eso quiere, eso le daremos, porque la verdad, Si te unes a Saturno no te estás pasando al lado oscuro, al menos no del todo. Tan solo estás enfocándote y viendo con claridad tus objetivos. Además Si eres de finales de marzo y principios de abril, entonces, al  trabajar, dejar la pereza y dejar de pensar que te ganarás la lotería, (pues te aseguro que quien te lo prometió no lo cumplirá), de seguro obtendrás, viajes, seguridad en ti, y muchas otras recompensas. Así que bienvenida seas responsabilidad, aunque recuerda Saturno se encuentra en un signo dual, en Sagitario, trabajas de día y te diviertes de noche, Sagitario también es un signo en el que convive el lado humano y animal de todos, así que sé muy “nice” muy educadito de día y de noche, pues, sé un animal, una bestia. (¿macho alfa, tal vez?). Así que Saturno en Sagitario, también nos recuerda aquello de “ A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO”, pues, entonces, no pierdas más tiempo, es más termina de leer esto, y ve buscando algo provechoso que hacer.

 Júpiter:


Y hablando de Bluff, pues, Júpiter este año estará en Virgo hasta septiembre, un signo que se encuentra en quincuncio con Aries, lo que bien empieza mal termina y viceversa, es la consigna del quincuncio, así que no te confíes mucho de las promesas, no creas que el maná caerá del cielo, y si cayera, seguro será para otros. Eso, sí, Júpiter en Virgo te invita a organizar mejor tu trabajo, a mejorar tu condición física. Luego de septiembre en adelante, el gordo se nos va a nuestro signo opuesto, a Libra, y ahí estará a finales de año en T cuadrada con Plutón y Urano, así que si has escuchado por ahí que vivirás una especie de jupiterianidad (optimismo, entusiasmo desmedido) tal vez esto no ocurra hasta el 2017 cuando esa tensión cese, lo que sí es una tendencia más marcada es empezar a darle un lugar a los demás, e incluso a ser más generoso con respecto al cariño y afecto que entregas a tu pareja, y lo que haga o no haga él o ella a cambio ni dependerá de Júpiter, ni de ti, sino del potencial que él o ella pueda ver o no ver en ti. Así que aunque recemos, seguiremos con el mazo dando.

Eclipse Lunar en Libra:

El 23 de marzo, tendremos un eclipse lunar a 3 grados de Libra, es el eclipse opuesto al lunar en Aries del 27 de septiembre del 2015. Este eclipse en tu signo opuesto te conecta con promesas, decisiones que tomaste seis meses atrás, te hará moverte al cumplimiento de ellas, en especial, sí se trata de promesas de amor. Es tiempo para cumplirlas, es tiempo de dejar eclipsado al otro con todo tu esplendor!


Resumen:


Sí, el 2016 es un año muy bueno para Aries, aunque en la definición de bueno para Aries, se incluye, lucha, valor, coraje, conquista y mucha acción, pues eso, es lo que trae, con Urano y Saturno de aliados, sin duda, encontraremos muy rápido como bajarnos la fiebre!

¡Feliz 2016 arian@s!

Y Si necesitas una visión más personalizada de tu 2016 de un astrólogo ariano como tú,  no dudes en contactar y preguntarme acerca de mis servicios de astrocoaching para este año.

Daniel Bolaños
Astrocoach