Google+

jueves, 28 de diciembre de 2017

Escorpio 2018: “Rosa Alba a media luz”


El 2018 podríamos resumirlo como el año para Escorpio, el paso del Gran Júpiter por tu signo y la alianza tan benéfica con Neptuno es sinónimo inequívoco de buenas nuevas. Sin embargo, ¿es Escorpio capaz de creer en ello? Sabemos que la naturaleza escorpiana es suspicaz, desconfía de lo que en primera instancia parece caído del cielo. Y quizás, por esa razón, el potencial jupiteriano no se ha logrado presentar en todo su esplendor.

Por esa razón, el trabajo que ha venido presentando Júpiter en Escorpio, ha sido más bien, el que se pueda llegar al núcleo de todo, sin grandes complicaciones, la verdad ha estado más en evidencia para Escorpio en estos últimos meses, lo que parecía nunca acabaría está acabando y como es de esperarse no queda más que soltar y aceptar el fin.

Se trata de Júpiter y sabemos por experiencia que su lado más amable lo muestra siempre en su retrogradación, meses que sin duda, serán los mejores meses para Escorpio, porque, indiferentemente si has logrado confiar o no en la buena fortuna que te promete Júpiter, la buena fortuna se manifestará.

Júpiter este 2018  iniciará su retrogradación el 9 de marzo y finalizará el 10 de julio, su efecto será más notorio en los nacidos en el mes de noviembre. Pues muchos de ellos tendrán la suerte de contar con tres conjunciones de Júpiter con su Sol natal.

A continuación te daré otros detalles para tu signo en este 2018:

Prosperidad y Abundancia:


¡A ver! Júpiter en Escorpio, Neptuno en Piscis, Plutón en Capricornio, Saturno en Capricornio y por unos meses Urano en Tauro… Sí, todos esos planetas se encontrarán en el 2018 en signos muy favorecedores para ti, Escorpio. ¿Qué puedes esperar? Bueno, abundancia, total y plena por parte de Júpiter, sueños cumplidos por parte de Neptuno, grandes transformaciones por parte de Plutón, consistencia en el avance por parte de Saturno y aunque Urano se encuentre en tu signo opuesto por algunos meses, puede que a ti te beneficie más que al propio Tauro, pues a ti, eso de cambiar lo llevas mejor, así que Urano te traerá los cambios necesarios para generar un ambiente de equilibrio y estabilidad.
Resumiendo, en lo que respecta a la prosperidad y la abundancia en tu vida, pues dependerá de tu capacidad de aceptarla en tu vida y confiar que incluso en los momentos más oscuros, confusos y extraños del 2018 a ti todo se te solucionará.


Amor y vínculos sentimentales:


El paso de Júpiter en tu signo y el trígono con Neptuno en Piscis, unido al efecto de Urano en Tauro (de mayo a noviembre) generará una serie de cambios en tus vínculos sentimentales.
Recuperar tu identidad dentro del contexto del “nosotros” será muy evidente, pero, lo será más aún recuperar tu libertad personal, lo cual no implica “ruptura” aunque por supuesto, habrá cierta susceptibilidad a ello, en especial, en aquellos vínculos que se han oxidado con el paso del tiempo, o que se mantienen en función de las apariencias o la dependencia económica. Separaciones amigables puede ser lo que vivan algunas personas de Escorpio, pero, en general, lo más común será una redefinición del la forma en que te vinculas con tu pareja, recuperando tu poder personal también recuperarás tu capacidad de poner límites sanos en la relación.

Con respecto a los solteros, todos estos movimientos planetarios, serán una clara invitación a no estar sin pareja, pero, también es una clara invitación a que desde el momento cero de la relación todo sea claro como el agua.  “Lealtad ante todo” es la consigna escorpiana, y este año será aún más notoria.

Es importante recalcar que el año iniciara con Marte (uno de tus regentes) en Escorpio muy próximo a la conjunción con Júpiter, lo cual traerá un inicio de año, muy “candente”, noches y amaneceres de pasión, en donde lo importante será el que te reencuentres con tu yo verdadero, ese que no se siente nunca inhibido por nada ni por nadie.

Este año Venus, el planeta del amor, estará visitando tus signos en dos ocasiones, y también se encontrará retrograda en Escorpio, del 9 de septiembre al 16 de noviembre estará por primera vez en Escorpio, iniciará su retrogradación el 5 de octubre y el 31 de octubre reingresará en Libra para volver a Escorpio de manera directa el 2 de diciembre del 2018.

Esta permanencia de Venus en Escorpio por tantos meses favorecerá sin duda, la mejora de los vínculos afectivos, sin embargo, durante las semanas en que se encuentra retro será muy importante controlar los impulsos “asesinos” y evitar tomar decisiones extremas. Para los solteros, esos meses de Venus en Escorpio serán muy agitados, y de igual manera, les recomiendo ser muy cautelosos con respecto a comprometerse durante los días de la retrogradación. Venus retrograda puede aumentar la posesividad y celos, pero, también puede darle un toque más picante a la sexualidad.

Familia y Hogar:

La tendencia que trae Júpiter para Escorpio es el reencuentro con la libertad a través del descubrimiento de situaciones que estaban muy ocultas  y prácticamente olvidadas. Los primeros meses del años previo a la retrogradación de Júpiter (la cual inicia en marzo) la posibilidad de encontrarse con “secretos familiares” muy bien resguardados será muy alta. Sin embargo, a través de esa información podrán encontrarse en una intimidad verdadera con sus familias.

Este año será un año para resolver problemáticas familiares, encontrar soluciones y distribuir dineros o legados familiares de forma justa. Aunque sea doloroso, también se ha de considerar como solución en algunos casos la separación rotunda con los lazos familiares. Plutón sigue en Capricornio y seguirá por algunos años más y esto genera ese conflicto en Escorpio entre “el sostén financiero y el sostén emocional” y este año, el sostén emocional estará amparado por el trígono Júpiter-Neptuno, lo cual generará la tranquilidad para dedicarse de lleno a encontrar el sostén económico familiar.


Proyectos Personales:

Inicia el año con Marte en tu signo aproximándose a Júpiter, de hecho el 6 de enero estarán ambos en conjunción, tres días después, el 9 de enero nos encontraremos con el Sol en Conjunción con Plutón, dicho de otra manera durante los primeros 10 de enero, tus dos regentes estarán armando muy buenas conjunciones, lo cual es un indicador de que este año será un año de inicio, de reestructuraciones, en los que tendrás que soltar por completo todo aquello que ya no tiene sentido en tu vida y retomar tus planes más personales.

La retrogradación de Júpiter de marzo a julio, la retrogradación de Plutón de abril a septiembre y finalmente la retrogradación de Marte de finales de junio a finales de agosto, te darán el valor para asumir retos, los meses más intensos serán los de mayo a Julio no solo por las retrogradaciones sino que será la época del Gran trígono de Agua. Así que no desaproveches, es tiempo para emprender, encontrar la libertad, aprender y por supuesto, viajar, que es lo que por lo general siempre trae a nuestras vidas el paso de Júpiter por nuestro signo.


In the Mix:  La Rosa Alba alquímica y el tango a media luz

Escorpio es un signo que a pesar de todos los pesares, muchas veces queda encasillado en dos temas, su poder de transmutar, de superar la oscuridad, de elevarse por el fango y volar muy alto como el águila pero también para algunos Escorpio es sinónimo de un alto erotismo, de una sexualidad intensa. Y este año con el paso de Júpiter, planeta que todo lo amplifica, sin duda, todas las caras de Escorpio estarán muy evidencia.  Este será un año en que Marte uno de sus regentes, retrogradará, y aunque Venus no rige a Escorpio, este año retrogradará en Escorpio, este año Marte estará en aspectos tensos con Venus (cuadraturas y oposiciones) por lo que la búsqueda de placer, incluso de un placer “clandestino” de media luz será muy posible para este signo, y precisamente de eso trata ese famoso tango a “media luz” de subterfugios y clandestinidad. 

Un sinónimo latino de clandestinidad es “sub rosa” un término que podríamos traducir como debajo de la rosa, y que no solo hace referencia a todo el lenguaje que se desarrolló en algunas cortes europeas a través de las rosas, sino a que Horus dios egipcio involucrado con los secretos y confidencialidad tenía como símbolo la rosa, el cristianismo la incluyo en los grabados de sus confesionarios, “sub rosa” poco a poco se fue convirtiendo en el anglicismo “off the records”

La rosa de la confidencialidad también hace referencia a Escorpio. La rosa es un símbolo de la transmutación a la  tiene acceso este signo. Pero, lo es especialmente la rosa blanca, símbolo de lo incorruptible, de lo eterno, por eso, el buqué de rosas blancas sigue siendo el favorito de las novias en el día de su boda, pues, es un recordatorio de aquello de “hasta que la muerte los separe”. La rosa blanca la porta también la Muerte el arcano 13 del Tarot , la muerte como lo inevitable, lo que nunca cambiará en nuestras vidas porta esa rosa porque es el renacer de la vida misma que se transforma y empieza su ciclo cuando dejamos este plano existencial.

Esa rosa blanca, en la alquimia está representada por el Albedo , la etapa intermedia entre el Nigredo y el Rubedo, en esta fase, la materia a convertir en oro se encuentra derretida en estado líquido ha pasado por una serie de procesos que le han quitado mancha y la preparan para su transformación en oro. El albedo incluso en algunos manuscritos alquímicos se le mencionaba como Rosa Alba que como ya supondrán algunos estaba representado por una rosa blanca.


Así que uniendo estos dos conceptos el de la Rosa Alba alquímica y el tango “ a media Luz” encontramos el mensajes de este 2018 para Escorpio, no todo tiene que salir a la luz, tu proceso de transmutación es tuyo, y no has de temer, pues tienes el apoyo de muchos planetas pero especialmente “lord Júpiter” te llevará a encontrar tu oro interior. Así que vive en grande, atrévete y deja lo que tengas que dejar atrás ya!

Daniel Bolaños

Astrocoach